Países Latinoamericanos bloquean el avance del tratado de plásticos en la segunda reunión de negociación

UNESCO, París – El lunes 29 de mayo se retomaron las negociaciones para redactar un tratado global de plásticos, pero en lugar de discutir las soluciones a la crisis de la contaminación por plásticos; los gobiernos de los países han desperdiciado dos días de los cinco con los que se cuentan para las negociaciones de este INC. El motivo por el cual no se ha podido avanzar es que los países no han logrado un acuerdo sobre un punto crucial: la forma en la que se tomarán las decisiones sobre las medidas para terminar con el flagelo de contaminación por plásticos.

El reglamento provisional aprobado en la pasada INC celebrada en Montevideo, Uruguay contempla que en caso de que no se logre consenso sobre algún punto, la decisión se adoptará, como último recurso, por mayoría de dos tercios de los representantes de miembros presentes y votantes. En la experiencia de otros tratados internacionales, el sistema de consenso ha impedido que se logren avances para proteger la salud y el ambiente. Si bien podría pensarse que lo ideal es el consenso, este no siempre se puede alcanzar. ¿Por qué? porque mediante consenso se puede aprobar una decisión sólo si todos están de acuerdo, pero si un país se opone, ésta no se puede aprobar, mermando así la posibilidad de alcanzar acuerdos internaciones, sobre todo cuando se trata de temas complejos y que involucran intereses tan opuestos como por ejemplo, los de los países petroleros y aquellos de los Pequeños Estados Insulares, que tienen una posición más alineada con las demandas de la sociedad civil. 

Larisa de Orbe de la Colectiva Malditos Plásticos junto a Michael Prierur.

Según Michael Prierur, profesor emérito de derecho ambiental y presidente del Centro Internacional de Derecho Ambiental Comparado, “Decidir mediante consenso es un tipo de boicot político que usa el derecho como instrumento político, y aquí no estamos para discutir política, estamos para aprobar un tratado sobre los plásticos que es un tema fundamental a nivel mundial y queremos que haya acuerdos para un sistema con votación final, de lo contrario,  no tendremos un tratado final.” 

Ante este escenario, organizaciones de la sociedad civil de América Latina presentes en las negociaciones alertan sobre la posición que están adoptando los gobiernos de Argentina, Guatemala y Brasil, que junto a otros países, se manifestaron a favor de la petición de Arabia Saudita, que pidió abrir nuevamente la discusión sobre la regulación de trabajo porque desean tomar las decisiones finales mediante consenso.

Alejandra Parra, asesora de plásticos y basura cero de la Alianza Global por Alternativas a la Incineración en América Latina señala, “Ha sido muy frustrante para las organizaciones que viajamos desde todas partes del mundo haciendo enormes esfuerzos de recursos humanos y financieros para ser observadoras de un espectàculo decadente. Pensamos que la crisis de los plàsticos es tan acuciante y terrible que deberìamos estar todas y todos trabajando para enfrentarla pero sin embargo hay paìses interesados en perpetuarla y han usado la discusiòn de las reglas de procedimiento tanto para demorar las discusiones del fondo del tratado como para garantizar que un solo paìs pueda bloquear la toma de decisiones. Si finalmente las decisiones en este proceso se tomarán por consenso, será desde ya un fracaso de la política internacional.”

Por otro lado, Cecilia Bianco de Taller Ecologista, Argentina agrega, “Argentina debería acompañar la regla de procedimiento de consenso y votación. Es necesario apelar a la instancia de votación cuando la toma de decisiones por consenso se atrasa impactando negativamente en el avance  del cuidado de la salud y el ambiente.”


Contacto de prensa

GAIA Latinoamérica: Camila Aguilera, +56 9 5 111 1599; camila@no-burn.org 

GAIA es una alianza mundial de más de 1.000 grupos de base, organizaciones no gubernamentales y particulares de más de 92 países. Con nuestro trabajo pretendemos catalizar un cambio global hacia la justicia medioambiental fortaleciendo los movimientos sociales de base que promueven soluciones a los residuos y la contaminación. Imaginamos un mundo justo, sin residuos, basado en el respeto de los límites ecológicos y los derechos comunitarios, en el que las personas estén libres de la carga de la contaminación tóxica y los recursos se conserven de forma sostenible, no se quemen ni se viertan. 

París, Francia- La Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) desarrolló una conferencia de prensa junto con representantes de Acción Ecológica México, la Alianza Basura Cero Ecuador, la Alianza de recicladores de India, la Asociación de recicladores de Kenia,  para ofrecer las perspectivas de las organizaciones de la sociedad civil en el sur global al comenzar hoy la segunda sesión del Comité Intergubernamental de Negociación sobre la Contaminación por Plásticos INC-2.

Los panelistas expertos de África, Asia Pacífico y América Latina y el Caribe expusieron la necesidad de que los Estados miembros negocien un tratado mundial de plásticos sólido, que aborde los impactos adversos a lo largo de su ciclo de vida en el Sur Global. Esto incluye cuestiones clave como hacer frente al colonialismo de la basura, evitar falsas soluciones y prácticas peligrosas como la quema a cielo abierto, la incineración, la combustión en centrales eléctricas de carbón y otros procesos de conversión de residuos en energía, el coprocesamiento en hornos de cemento y el reciclaje químico, que no hacen sino agravar los daños de la crisis de contaminación por plásticos. Así como poner fin al doble estándar con el que las grandes marcas envasan sus productos en plásticos de un solo uso, baratos y no reciclables; y garantizar una transición justa y justicia social para los recicladores que son la columna vertebral del reciclaje en el Sur Global. 

“El mundo tiene una deuda histórica con los recicladores. En todo el planeta, nuestras comunidades han estado previniendo y gestionando la contaminación del medio ambiente provocada por los residuos, y en particular por los residuos plásticos. Acabar con la contaminación por plástico no puede ocurrir sin nosotros, y este proceso de negociación del tratado tiene que centrar nuestras voces y experiencia para lograr una transición justa hacia ese objetivo” John Chweya, Asociación Nacional de Recicladores de Kenia

“En todos los países, los recicladores no reciben una remuneración justa por su trabajo. Los recicladores saben que hay sustancias químicas tóxicas en el plástico, pero aun así nos aseguramos de recuperarlos y salvar el medio ambiente. Pero nadie nos identifica como ecologistas… y ahora con el cambio del sistema de gestión del plástico la situación será peor; por eso pedimos una transición justa, dice Indumathi, de la Alianza de Recicladores de la India. 

Además, la rueda de prensa llamó la atención sobre las demandas de las organizaciones de la sociedad civil de un tratado sólido sobre el plástico. Las exigencias incluyen objetivos obligatorios para limitar y reducir drásticamente la producción de plástico virgen, acordes con la escala y gravedad de la crisis de contaminación por plásticos, y alineados con los límites planetarios. Prohibiciones de sustancias químicas tóxicas en todos los plásticos vírgenes y reciclados basadas en grupos de sustancias químicas, incluidos aditivos (por ejemplo, retardantes de llama bromados, ftalatos, bisfenoles), así como polímeros notoriamente tóxicos (por ejemplo, PVC). Objetivos jurídicamente vinculantes, temporales y ambiciosos para implantar y ampliar la reutilización y el rellenado con el fin de acelerar la transición para abandonar los plásticos de un solo uso. En consecuencia, el tratado debe rechazar las falsas soluciones. Una transición justa hacia medios de vida más seguros y sostenibles para los trabajadores y las comunidades de toda la cadena de suministro de plásticos, incluidos los del sector informal de residuos; y abordar las necesidades de las comunidades de primera línea afectadas por la producción, incineración y quema a cielo abierto de plásticos. Disposiciones que responsabilicen a las empresas contaminantes y a los países productores de plásticos de los profundos daños a los derechos humanos, la salud humana, los ecosistemas y las economías derivados de la producción, utilización y eliminación de plásticos. El tratado también debería establecer requisitos accesibles al público, armonizados y jurídicamente vinculantes para la transparencia de las sustancias químicas en los materiales y productos plásticos a lo largo de todo su ciclo de vida. Y mantener a los principales contaminadores fuera del proceso del tratado. 

Arpita Bhagat, responsable de políticas sobre plástico de GAIA en la región de Asia-Pacífico, declaró: “El acceso restringido y limitado afecta de manera desproporcionada a las comunidades de primera línea del Sur Global, las más afectadas y con menores ingresos, que son las que más se juegan en las negociaciones en curso para alcanzar un acuerdo internacional contra la contaminación por plásticos, lo que supone una clara violación de las propias normas del PNUMA sobre la participación de las partes interesadas. Mientras tanto, el acceso y la influencia de los contaminadores, indicativos de la captura corporativa del proceso, son visibles en todas partes, el reciente informe Spotlight es un buen ejemplo. Nuestras voces y preocupaciones no son escuchadas. Buscamos el apoyo de los medios de comunicación para amplificar nuestras voces y exigir justicia para el Sur Global”.  

Además, el viaje de los participantes del Sur Global a la segunda sesión del Comité Intergubernamental de Negociación sobre la Contaminación por Plásticos no ha sido fácil. Las organizaciones de la sociedad civil señalaron que a los participantes del Sur Global, especialmente a los que proceden de los grupos más vulnerables y más afectados por la contaminación por plásticos, se les piden requisitos poco razonables para el proceso de obtención del visado. Estos requisitos incluyen un contrato de trabajo y pruebas de ingresos considerables. Las organizaciones sostienen que incluso para un solicitante totalmente patrocinado por una organización con todos los documentos justificativos necesarios sigue siendo una barrera que pone en peligro todo el proceso del INC.

Por otro lado, las organizaciones también han tenido problemas con las restricciones para organizar eventos paralelos, lo que limita aún más la participación de la sociedad civil en las negociaciones del tratado.  Alejandra Parra, asesora de plásticos y residuos cero de GAIA América Latina y el Caribe comenta: “Todas las solicitudes de coorganización de eventos paralelos al INC-2 presentadas por organizaciones latinoamericanas fueron rechazadas, incluyendo aquellas que contemplaban la participación y liderazgo de Pueblos Indígenas de la región. Esto no sólo es frustrante e injusto, sino que contradice la participación global que el propio tratado propone como principio básico”.

Notas: 

Contactos de prensa:

GAIA Latinoamérica: Camila Aguilera, +56 9 5 111 1599; camila@no-burn.org 

GAIA África: Carissa Marnce, +27 76 934 6156, carissa@no-burn.org

GAIA Asia Pacífico: Sonia G. Astudillo, +63 9175969286, sonia@no-burn.org

###

GAIA es una alianza mundial de más de 1.000 grupos de base, organizaciones no gubernamentales y particulares de más de 92 países. Con nuestro trabajo pretendemos catalizar un cambio global hacia la justicia medioambiental fortaleciendo los movimientos sociales de base que promueven soluciones a los residuos y la contaminación. Imaginamos un mundo justo, sin residuos, basado en el respeto de los límites ecológicos y los derechos comunitarios, en el que las personas estén libres de la carga de la contaminación tóxica y los recursos se conserven de forma sostenible, no se quemen ni se viertan. 

La sociedad civil, el mundo académico y los grupos de primera línea denuncian la promoción de la incineración de residuos plásticos en hornos de cemento.

Nueva York, NY, EE.UU.- El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha publicado hoy su informe Spotlight, cuyo objetivo es ayudar a los gobiernos a negociar un nuevo tratado mundial para acabar con la contaminación por plásticos. La segunda ronda de negociaciones para la elaboración del Tratado Mundial sobre Plásticos (INC-2) tendrá lugar en París del 29 de mayo al 2 de junio. El informe ha sido elaborado en parte por la consultora Systemiq y la Universidad de Portsmouth.

Organizaciones de la sociedad civil, académicos y grupos de primera línea expresan su preocupación por la promoción que hace el informe de la quema de residuos plásticos en hornos de cemento como estrategia clave en el diseño y aplicación del Tratado global de plásticos. 

“Incinerar residuos plásticos en hornos de cemento es dar luz verde para que la industria del plástico siga aumentando su producción, alegando que el problema del plástico puede simplemente incinerarse”, afirma Neil Tangri, Director de Ciencia y Política de la Alianza Global por Alternativas a la Incineración  (GAIA).  “Esto no sólo supone una grave amenaza para el clima y la salud pública, sino que también socava el objetivo principal del tratado mundial de plásticos: poner un límite a la producción de plástico”. 

La incineración de residuos en hornos de cemento crearía un “efecto de bloqueo”, creando una demanda de residuos plásticos baratos como combustible que desafiaría los esfuerzos mundiales por restringir la producción de plástico. 

El impacto climático de la industria cementera ya es devastador: el 8% del dióxido de carbono mundial procede de la producción de cemento. La incineración de residuos en los hornos de cemento sustituiría una forma de combustible fósil por otra. El 99% del plástico se fabrica a partir de combustibles fósiles y, según un informe del PNUMA, la incineración de una tonelada de residuos plásticos libera aproximadamente el equivalente de emisiones de gases de efecto invernadero. 

La industria cementera es conocida por su escasa regulación, lo que la convierte en uno de los tipos de instalaciones más sucias. Muchos de los que viven cerca de estos emplazamientos están alarmados por el respaldo del PNUMA a esta estrategia tóxica. 

“Para hacer frente a la crisis del plástico no hay que incinerar los residuos, sino reducir drásticamente su producción y prohibir los plásticos de un solo uso”, afirma Larisa de Orbe, de los grupos mexicanos de justicia ambiental Red de Acción Ecológica y la Colectiva Malditos Plásticos.  “Las autoridades ambientales de México y el Relator de Derechos Humanos sobre Sustancias Tóxicas han reconocido que la quema de residuos en hornos cementeros ha causado desastres ambientales y la violación de derechos humanos en los territorios y comunidades cercanas a estas actividades.” 

Entre 2018-2021 las importaciones de residuos plásticos en México han aumentado 121%, de los cuales se sospecha que una parte importante se incinera en hornos cementeros, que operan con pocos controles o sistemas de monitoreo de emisiones.

“Promover la incineración de residuos plásticos en hornos de cemento es una opción irresponsable que tiene importantes consecuencias para la salud de las comunidades que viven cerca. La incineración de residuos plásticos libera dioxinas que permanecen en el medio ambiente para siempre y están relacionadas con el cáncer y las alteraciones reproductivas y del desarrollo. Se trata de las mismas sustancias químicas que amenazan a los habitantes de East Palestine (Ohio)”, afirma la Dra. Linda S. Birnbaum, científica emérita y ex directora del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Medioambiental y del Programa Nacional de Toxicología, y becaria residente de la Nicholas School of the Environment de la Universidad de Duke. 

La incineración de plástico en hornos de cemento ha sido utilizada cada vez más como táctica de “greenwashing”  por las industrias del plástico y de cara al consumidor bajo el pretexto del “reciclaje”. Por ejemplo, un informe de investigación de Bloomberg demostró que la mayoría de los residuos plásticos que la cadena de supermercados británica Tesco recogía para reciclar acababan en hornos de cemento en Polonia. Uno de los mayores fabricantes de plásticos, Dow Chemical, creó un programa en algunas partes de Estados Unidos para recoger plásticos “difíciles de reciclar” para su “reciclaje avanzado”, que, según una investigación de Reuters, se enviaba principalmente a un horno de cemento. 

Reuters también descubrió que varias grandes marcas de consumo como Unilever, Coca-Cola y Nestlé estaban financiando proyectos para quemar sus residuos plásticos en hornos de cemento, principalmente en países de renta baja del Sur Global sin capacidad para supervisar y hacer cumplir los controles de contaminación. Las tres empresas han sido identificadas en las auditorías de marca de Break Free From Plastic como las 5 principales empresas contaminantes de plástico del planeta durante cinco años consecutivos. 

Hay poca o ninguna transparencia sobre quién financia el trabajo de la consultora Systemiq en torno a las negociaciones del tratado sobre el plástico.

Contactos de prensa:

Claire Arkin, Directora de Comunicación Global, GAIA

claire@no-burn.org | 

Camila Aguilera, comunicaciones América Latina, GAIA camila@no-burn.org 

###

GAIA es una alianza mundial de más de 1.000 grupos de base, organizaciones no gubernamentales y particulares de más de 90 países. Con nuestro trabajo pretendemos catalizar un cambio global hacia la justicia medioambiental fortaleciendo los movimientos sociales de base que promueven soluciones a los residuos y la contaminación. Imaginamos un mundo justo, sin residuos, basado en el respeto de los límites ecológicos y los derechos comunitarios, en el que las personas estén libres de la carga de la contaminación tóxica y los recursos se conserven de forma sostenible, no se quemen ni se viertan. 

¡BASURA CERO NO SE LOGRA CON INCINERACIÓN!

Las organizaciones firmantes queremos expresar nuestro férreo apoyo a las y los recicladores de base de Colombia, quienes en estos momentos ven su trabajo amenazado por el Programa Basura Cero en el Plan Nacional de Desarrollo.

El artículo 201 de dicho plan, incluye eufemísticamente el concepto “valorización de residuos”, sin especificar si éste excluye la incineración, situación que se presta para que quienes promueven las tecnologías de “valorización energética” aprovechen los vacíos en las definiciones e instalen sus sistemas que terminan destruyendo la fuente laboral de quienes viven del reciclaje, así como la calidad del aire, agua, suelo, y los alimentos que se produzcan bajo la contaminación de las instalaciones de incineración. 

Como organizaciones en la primera línea de los principios y estrategias basura cero, queremos enfatizar que todo programa que use este término debe mantener el foco primordialmente en reducir y prevenir la generación de basura. A nivel global y local, esto lo lograremos  mediante las siguientes acciones:

  • Invertir prioritariamente los recursos en la prevención de la generación y la disposición final de la basura, y establecer políticas que así lo mandaten.
  • Restringir al mínimo los productos desechables y buscar la forma de reemplazarlos por productos durables y reutilizables.
  • Desarrollar formas de distribución de productos sin el uso de envases desechables, en envases de materiales fáciles y seguros de reciclar o reinsertar en ciclos biológicos (devolviéndolos al suelo como nutrientes) al final de una larga vida útil.
  • Transformar el sistema productivo para que se fabriquen solo productos con durabilidad garantizada, reparables, realmente necesarios, y de materiales biodegradables o reciclables de manera segura.
  • Promover el desarrollo de economías locales que acorten las distancias entre quienes producen y quienes consumen, favoreciendo el uso de envases retornables y lavables y la venta de productos a granel.
  • Recuperar la soberanía alimentaria de los pueblos, cultivando alimentos sanos y libres de tóxicos para alimentar y no solo para lucrar, reduciendo al mínimo el desperdicio de alimentos y redistribuyendo los excedentes de comida antes de que pierdan sus cualidades nutritivas.
  • Cuando se generen residuos reciclables, estos deben ser gestionados de forma local, y preferentemente por las agrupaciones o cooperativas de recicladoras y recicladores de base. 
  • Reconocer el rol y la contribución de las y los recicladores de base en todo el sistema de manejo de residuos, proveyéndoles los medios para realizar su trabajo de manera segura y digna.
  • Evitar al máximo el uso de fibras sintéticas en la fabricación de ropa y textiles, reconociendo los daños que genera la sobreproducción de ropa a través de estrategias comerciales como el “fast fashion”. 
  • Detener la exportación de basura cuando ésta perpetúa el colonialismo, las injusticias y la inequidad. 
  • Eliminar la incineración de la basura -en cualquiera de sus formas- de los programas de gestión de residuos.

Instamos al Presidente de la República y al Congreso de Colombia a escuchar la demanda de la Asociación Nacional de Recicladores ANR, y hacer justicia a las décadas de trabajo de miles de recicladoras y recicladores de base que han sido el pilar de la recuperación de materiales para su uso en reemplazo de materia prima virgen desde la naturaleza, un beneficio para todas y todos, en especial para las futuras generaciones.

Valparaíso, Chile – Representantes de agrupaciones de recicladores de todo Chile se reunieron en Valparaíso en una jornada de dos días para  seguir fortaleciendo su red de acción y para ir a entregar su petitorio al congreso, con una marcha previa que pasó por el municipio de Valparaíso y la intendencia regional. 

Previo a un nuevo Día del Trabajo, la jornada de las y los recicladores es especialmente significativa, ya que 60 mil  personas se dedican a la labor de la recolección de materiales reciclables en el país, y si bien se ha avanzado en el reconocimiento del trabajo de los recicladores, la gran mayoría continúa desarrollando su trabajo en forma informal y sin remuneración por un servicio fundamental para el medio ambiente. 

Los recicladores se encuentran en un momento histórico para su gremio con la implementación de la Ley REP (Ley marco 20.920) y el Gran Sistema de Gestión Colectivo (Gransic), Soledad Mella, presidenta de la Asociación Nacional de Recicladores de Chile (ANARCH) señala, “Queremos dejarle claro al gobierno, pero sobre todo a los senadores y diputados que tienen que hacerse cargo de la implementación de un programa que realmente tenga una política de inclusión. Si esto no se incorpora, lamentablemente cualquier modelo de reciclaje en el país va a fracasar por no visibilizar a los actores principales de la cadena de reciclaje en Chile.”

El petitorio entregado contiene las demandas del gremio a nivel nacional  y regional, donde piden inclusión, dignificación, reconocimiento y un proceso de transición justa para ser parte de la gestión de residuos en Chile. 

PETITORIO NACIONAL DE RECICLADORES DE CHILE


1- Dar una respuesta integral a recicladores que trabajan aún en vertederos de todo el país
Se requiere de un plan de transición justa que genere un proceso gradual de cierre de vertederos y rellenos sanitarios, garantizando las fuentes de trabajo y oportunidades para quienes todavía dependen de estas instalaciones para subsistir.


2- Solicitamos dentro del reglamento de la Ley REP este el apoyo interministerial de manera integral
Para garantizar sistemas de reciclaje locales que contemplen terrenos, centros de acopio, maquinarias transporte y otros insumos necesarios para desarrollar nuestro trabajo.


3- Subsidios de transporte
Los recicladores de base necesitamos apoyo por parte del Estado, para poder garantizar transporte subsidiados que permitan mejorar las condiciones de comercialización y competencia de nuestros trabajadores.


4- Apoyo estatal a la regulación de precios – Subvención a la asociación
Subvención estatal a los precios de los materiales reciclables para no ser víctimas de la especulación del mercado comprador que experimenta baja de precio excesivas y usureras de un 80% y más, sin recuperación justa, ocasionando la inestabilidad económica. De existir una regulación de los precios que impida la excesiva baja de ellos, podríamos tener una tranquilidad económica y poder aumentar las cantidades de reciclaje.

5- Flexibilización
En cuanto a las resoluciones sanitarias de nuestros transportes incluyendo los triciclos de tracción humana dentro de los medios de transporte de residuos.


6- Solicitamos la creación de un sistema de Fondo Solidario de Retiro para los recicladores
Nuestro oficio requiere de importantes sacrificios a lo largo de nuestra vida laboral. Muchos recicladores sufren problemas graves de salud y se ven imposibilitados de trabajar o de recibir una buena asistencia médica. Nos parece sumamente importante que el Estado pueda valorar y reconocer esta deuda histórica con un sector postergado de nuestra sociedad, solicitamos un sistema integral que de respuesta a nuestras necesidades en
materia de salud, pensiones, vivienda y educación entre otros derechos básicos.


7- Facilitar el acceso y la participación de recicladores y cooperativas en los proyectos y financiamientos estatales
Los distintos requerimientos impiden que desde nuestro sector podamos acceder o ser beneficiarios de proyectos y financiamientos. Los seremis, municipios y el estado elaboran concursos a proyectos sin tomar en cuenta a los recicladores de base, muchas veces certifican y capacitan a los recicladores de nuestro pais, pero no los consideran en la elaboración y ejecución de proyectos. Los recicladores tenemos experiencia en lo que hacemos por lo cual solicitamos poder participar en las distintas instancias de elaboración de proyectos y ejecución de ellos que estén vinculados a la gestión de residuos. Somos un actor fundamental en el reciclaje y el cuidado del medio ambiente.


8- Exentarse del cobro por reciclaje en las zonas extremas de Chile
En las zonas mas extremas del territorio nuestros recicladores deben pagar un impuesto por la venta de sus residuos a los intermediarios. Exigimos el fin de este cobro para mejorar la venta y fomentar el aumento de la recolección de material.


9- Indemnización por los servicios prestados por los recicladores de base en la recolección de residuos
Se debe reconocer y valorar el trabajo de todos los recicladores. Se exige el pago por todos los servicios de los recicladores en todas las regiones y en sus diversas instancias (logística, recolección y venta).


10- Establecer mesas de trabajo con Seremis, Gore, Municipios y dirigentes regionales de recicladores para buscar soluciones a las problemáticas de cada zona
En todas las zonas de chile existen problemas los cuales son particulares dependiendo de cada region. Por lo tanto, se propone levantar mesas de trabajo que sean establecidas en cada lugar con las autoridades.


11- Elaboración del catastro nacional de recicladores
La ANARCH logro identificar a recicladores organizados e independientes desde Arica a Punta Arenas por medio de fondos privados estableciendo una asociatividad de 5.000 compañeros. Consideramos que el estado debería subvencionar a la Asociación para la realización del catastro nacional para saber de manera certera la cantidad de recicladores que somos en chile antes de la implementación de la ley REP. Consideramos que al conocer la realidad de los recicladores permitirá avanzar en la verdadera inclusión.


12- Solicitar una mesa de trabajo entre los gobiernos regionales, municipios y ANARCH
Con el objetivo de establecer un compromiso de integración en los presupuestos de manejo de los residuos estableciendo un porcentaje para reciclaje.


13- Creación de una mesa público-privada
Para empezar a trabajar en los puntos ya enumerados y situaciones que vayan apareciendo.

Petitorio completo disponible aquí

En los países del Sur global de América Latina y África se están apareciendo cada vez más proyectos de incineración de residuos. A menudo la incineración se presenta como una solución milagrosa para los problemas de residuos de los municipios. Pero esta “solución” que no apunta al origen del problema permite el consumo insostenible de recursos, contribuye al cambio climático, libera sustancias que suponen un peligro para la salud pública y desvía fondos de soluciones más baratas y sostenibles de basura cero.

Ante esta situación, los equipos de GAIA en África y América Latina han desarrollado diferentes documentos y actividades sobre cómo las organizaciones comunitarias se organizan contra la incineración de residuos.

VÍDEOS

CASO DE LEÓN CORTÉS, COSTA RICA
CASO DE TEMUCO, CHILE
CASO DE BARUERI, BRASIL
Daniela Concha, directora ejecutiva Fundación El Árbol. ⓒ ANR Colombia.

Por Daniela Concha, directora ejecutiva Fundación El Árbol, Chile.

“¡Reciclaje sin recicladores es basura!”, es la consigna que había escuchado muchas veces en Chile, pero al escucharlo de la voz de cientos de recicladores colombianos, se siente y se vuelve una, la lucha desde el sur global por el reconocimiento y la real integración de los recicladores de base. El motivo y la fecha del encuentro no fue casual; la Asociación Nacional de Recicladores de Colombia (ANR) planificó su minga congreso anual para que coincidiera con la primera conmemoración del Día Internacional Basura Cero, el 30 de marzo, precisamente cuando el gobierno comienza a trabajar en un programa basura cero para el país. La ANR planificó su jornada para, en primer lugar, repasar y reafirmar los derechos ganados a través de los fallos de la Corte Constitucional y consensuar nuevos derechos y demandas en relación a la retribución de su servicio, y en segundo lugar, informar y capacitar sobre Basura Cero a sus asociados. Fue en ese espacio, donde desde Fundación El Árbol y Alianza Basura Cero Brasil, pudimos compartir con los recicladores provenientes de todas las organizaciones del país, los principales conceptos, principios y pilares Basura Cero que compartimos las organizaciones miembro de GAIA, y su esencial vínculo con los recicladores. 

Desde mi experiencia en Concepción, Chile, donde trabajamos con recicladores y recicladoras hace ya 10 años, poder observar y escuchar a sus pares colombianos fue tremendamente inspirador y aleccionante de que con constancia en la lucha y de la mano de buenos aliados, es posible ir consiguiendo las garantías mínimas para un trabajo digno. Pese a eso, nuestra realidad en Chile tiene una gran diferencia: los colombianos pagan su tarifa de aseo tal como se paga el agua o la luz, y es desde ahí de donde se obtiene la “tarifa de aprovechamiento” de los recicladores (el porcentaje que les corresponde por la cantidad de kilos de residuos que recuperan para reciclaje). En nuestro país, el 80% de los ciudadanos están exentos del pago de derecho de aseo (1). Eso nos tiene expectantes al día de hoy, a la implementación de la ley 20.920, donde las empresas responsables de poner productos con residuos en el mercado se harán responsables de financiar el reciclaje (más bien las cantidades fijadas en metas), y donde los recicladores, esperamos todos, serán contratados como cooperativas y podrán vender sus residuos a mejores precios. 

En Colombia el gobierno habla de las alianzas “público populares” para seguir integrando a mayores segmentos de la población en las acciones que se quieren llevar a cabo, por ejemplo las del programa Basura Cero. Es ahí donde los recicladores de la ANR observan cautelosos para que esto se cumpla sin dejarlos fuera, para que efectivamente sean un actor más con la misma participación y capacidad de decisión, y no simplemente un grupo al que se incluye por caridad. Allí es donde el movimiento chileno de recicladores coincide y comparte la misma preocupación, donde a solo meses (septiembre) que entre en rigor la ley 20.920, tenemos que estar todos atentos a la real integración de los recicladores. 

1  Evaluación de Desempeño Ambiental de Chile (OCDE, 2016)

  • Las organizaciones firmantes urgen poner un alto a las importaciones de basura plástica y lo catalogan como un problema de injusticia socioambiental.
  • En los últimos 2 años se ha incrementado la importación a México de desechos plásticos, en especial los provenientes de Estados Unidos.
  • En el periodo de 2018 al 2021 el envío de basura plástica a México tuvo un crecimiento del 121%

Ciudad de México, 17 de abril, 2023. La Colectiva Malditos Plásticos (Acción Ecológica, Asociación Ecológica Santo Tomás, Fronteras Comunes), Geocomunes, Geografía Septentrional, No Es Basura (NEB), la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA), Break Free From Plastic (BFFP), Academia Mexicana de Derecho Ambiental y la Red Internacional para la Eliminación de Contaminantes (IPEN), presentan la plataforma virtual sobre el “Colonialismo de la Basura Plástica” debido a la contaminación y problemas que provoca la exportación de desechos plásticos a México y un mapa interactivo sobre el uso de la basura plástica como combustible.


Contiene datos geoespaciales descargables mediante el uso de la visualización interactiva del volumen y valor de las exportaciones de desechos plásticos a México para la Partida arancelaria 3915(Desechos, desperdicios y recortes, de plástico y subpartidas), principalmente provenientes de Estados Unidos para el periodo 2015-2021 (y algunos datos al 2022). Las bases consultadas fueron el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI), DATASUR, y USA Trade Online de la Oficina del censo de Estados Unidos, mismas que presentan diferencias entre ellas.

Colectiva Malditos Plásticos.

La información va acompañada de una sección con estudios de caso que describe territorios con profundas afectaciones socioambientales por la incineración de desechos en hornos cementeros y procesos de reciclaje de plásticos. Se muestran casos de greenwashing de las corporaciones, casos jurídicos de regresiones ambientales y un trabajo de recopilación de noticias sobre territorios afectados por el colapso de la basura que ya tenemos en todo el país, como para importar más.

Dentro de los estudios de caso, en la Plataforma sobre basura plástica y combustibles derivados de residuos (CDR) se presenta la ubicación de los establecimientos cementeros que lo utilizan con una aproximación a la cantidad de poblaciones afectadas por esta práctica, así como los vacíos legales en su regulación.

La agudización de la crisis global de la contaminación por basura plástica se evidenció ante el cierre de las fronteras de China en 2018 así como por la entrada en vigor de la Enmienda de Prohibición en 2019 y de la Enmienda de Plásticos en 2021 del Convenio de Basilea. Todo esto dentro de esfuerzos para lograr un Tratado Internacional de Plásticos jurídicamente vinculante y frente a pronunciamientos de la Relatoría Especial sobre sustancias químicas de la ONU enfáticos en señalar que es responsabilidad de los Estados evitar la exposición a la contaminación química y por plásticos, así como de la necesidad de poner fin a la incineración por sus impactos negativos a la salud, al medio ambiente y a los derechos humanos. Todo esto dentro de un contexto nacional que es paradójicamente contrario a lo que se debiera estar haciendo, al incentivar estas importaciones tóxicas y que promueve la incineración de residuos y plásticos.

Principales hallazgos:
  • Las exportaciones de desechos plásticos hacia México se incrementaron del 2018 al 2021 en un 121%, a pesar de la entrada en vigor de la Enmienda de Plásticos del Convenio de Basilea en enero del 2021.
  • El mayor crecimiento anual de estas exportaciones totales de desechos plásticos a México fue en 2020 de un 64.7%.
  • Estados Unidos es el responsable de más del 90% (SIAVI 94% y DATASUR 98%) de las importaciones. Italia, Alemania, Holanda y China en conjunto suman solo 3% del volumen total.
  • El tipo de plástico más enviado en el periodo revisado fue la ambigua partida 391590 (los demás plásticos) con un 40 %. Dentro de esta partida, las importaciones que más aumentaron fue la subpartida para desechos de PET representando un 24%.
    • La subpartida que más aumentó en volumen del 2015 a 2021 es la 39159002 (Desechos, desperdicios y recortes de poli -tereftalato de etileno PET) pasando de 2 mil a casi 68 mil toneladas.
    • El tereftalato de polietileno y recortes PET (39159002), es el tipo de desecho plástico cuyo volumen de envío desde EU creció más. En 2020 cuadruplicó el volumen enviado el año anterior, pasando de poco más de 3 mil toneladas, a más de 20 mil. Para 2021, fue de más de 38 mil toneladas.
  • El aumento de importaciones que se observaron para las subpartidas 39151001 (De polímeros de etileno) fueron de un 14% y para la 39152002 (De polímeros de estireno) de un 5%. La subpartida arancelaria 39159099 (Los demás plásticos) representó más de un tercio (38%) de las exportaciones totales de basura plástica a México del 2015 a 2021.
  • Entre 2015 y agosto de 2022, la exportación de desechos de plásticos de EU a México representaron un valor de 225 millones de dólares, y nuevamente la fracción arancelaria más importante fue la de “los demás plásticos”.
  • Para el periodo 2015 y agosto del 2022, las exportaciones de residuos plásticos a México se hicieron por las ciudades fronterizas vía terrestre. De la ciudad de San Diego, California entra el 49%, y en segundo lugar se encuentra Laredo, Texas que representa un 41%. Éstas dos ciudades representan el 90% de los desechos enviados a México.
  • Por las aduanas de Tamaulipas entró la mayor parte del total de las importaciones que representa el 50.56 %, y la aduana con mayor volumen de importaciones es Tijuana con casi el 27%.

Una vez que estos desechos plásticos entran a territorio mexicano, no hay una fiscalización y seguimiento por parte de la autoridad ambiental sobre qué tipo de tratamiento reciben ni dónde se gestionan. Una de las hipótesis que seguimos investigando es que terminan en tiraderos y su uso como combustible en hornos cementeros.

Datos relevantes sobre la investigación de Combustible Derivados de Residuos (CDR):

Se mapearon un total de 33 sitios y/o instalaciones ubicadas en 19 estados de la República Mexicana que operan procesos de coprocesamiento y “reciclaje” energético como CDR.

  • Con datos del INEGI 2020, se documentó la cercanía de asentamientos urbanos y rurales que están siendo impactados en cada instalación, sin que se haya evaluado dicho impacto. Esto nos da una idea aproximada de la población expuesta a la contaminación generada por las instalaciones que coprocesan residuos que generan emisiones de dioxinas, azufre, metales pesados, entre otros.
  • Se han detectado prácticas greenwashing relacionadas con el CDR por parte de cementeras y empresas que tienen evidentes proyectos de producción de plásticos. Estas empresas han desarrollado estrategias de comunicación aparentemente sustentables y climáticas.
  • Las empresas que usan y/o elaboran CDR en territorio nacional pueden estar operando al amparo de un vacío legal. El CDR, al ser una mezcla de residuos domiciliarios, de manejo especial y peligrosos, dificulta la claridad tanto en su definición legal, como en el marco de su competencia.

La Colectiva Malditos Plásticos señala que el objetivo de este trabajo es visibilizar la problemática del Colonialismo de la basura plástica en México y exige que se detengan y prohíban las importaciones de basura plástica de cualquier parte del mundo. Que los países se hagan cargo de sus propios residuos; que se revise el cumplimiento del Convenio de Basilea, de la Enmienda de Prohibición y la aplicación de la Enmienda de Plásticos de manera precautoria y con enfoque de ciclo de vida. Que se ponga fin a la incineración y al coprocesamiento de desechos; disminuir la producción de plásticos y comenzar por prohibir a nivel federal los plásticos de un solo uso.

Ligas a plataforma y reportes:

Colonialismo de la basura plástica
Basura plástica, combustibles derivados de residuos y cementeras en México
Reporte y resumen ejecutivo disponibles aquí


Datos de contacto:

Colonialismo de la basura plástica: José Manuel Arias ciudadanocero.tabasco@gmail.com

Plataforma CDR: Acción Ecológica: Larisa de Orbe accionecologicamex@gmail.com
Comunicaciones: Fronteras Comunes: Mariana Linares linaresmorales.m@gmail.com

Comunicaciones GAIA América Latina: Camila Aguilera camila@no-burn.org

Declaración enviada a los líderes gubernamentales de todo el mundo con motivo del Día Internacional Basura Cero de la ONU.

Nueva York –  Con motivo del primer Día Internacional Basura Cero de las Naciones Unidas, el 30 de marzo, la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) ha hecho pública una declaración firmada por más de 200 organizaciones de 60 países que representan a profesionales, expertos en políticas y grupos comunitarios.  La declaración define los principios y componentes esenciales de “basura cero” a los que deben adherirse los gobiernos para abordar con éxito nuestros problemas mundiales de residuos.

Aditi Varshneya y Joshua Amposen de GAIA, intervendrán en la reunión inaugural de alto nivel de la Asamblea General de la ONU para celebrar el primer Día Internacional Basura Cero y presentar la declaración.

La declaración destaca la importancia de reducir los residuos mediante la reutilización, el rellenado, la reparación y el rediseño, y anima a los gobiernos a impulsar las inversiones en infraestructuras críticas y en políticas que faciliten estos sistemas.

Alejandra Parra, asesora de basura cero y plásticos para GAIA América Latina y co-fundadora de la Red de Acción por los Derechos Ambientales (RADA) en Chile, indica “Basura cero debe centrarse también en la justicia social y medioambiental, reparando los daños históricos infligidos a las comunidades en cada etapa de la economía lineal: desde quienes viven cerca de los lugares de extracción y fabricación hasta los recicladores que trabajan sin remuneración ni reconocimiento adecuados, pasando por los barrios donde se vierten o incineran los residuos, especialmente los enviados desde el extranjero”.

Los miembros de GAIA y Zero Waste Europe de todo el mundo han estado a la vanguardia de las soluciones basura cero en todo el mundo, demostrando que basura cero no sólo es posible, sino que ya está ocurriendo. Varias ciudades latinoamericanas de Brasil, Argentina y Chile, entre otras, cuentan con sólidos programas de recogida selectiva de residuos orgánicos y reciclables, y prohíben los productos de plástico de un solo uso. Más de cuatrocientos municipios se han comprometido a eliminar los residuos sólo en Europa, y ciudades de toda Europa y Asia están modelando soluciones de basura cero que reducen los residuos hasta en un 80%.

Basura cero también es una solución climática probada. Un reciente estudio de GAIA demostró que mejores políticas de gestión de residuos, como la separación de residuos, el reciclaje y el compostaje, podrían reducir las emisiones totales de gases de efecto invernadero del sector de los residuos en más de 1 400 millones de toneladas, lo que equivale a las emisiones anuales de 300 millones de automóviles. Los estudios demuestran que los sistemas de basura también favorecen la resiliencia de las economías locales, creando hasta 200 veces más puestos de trabajo que los vertederos y las incineradoras.

Los miembros de GAIA también advierten a los líderes políticos que no se dejen engañar por las peligrosas prácticas de gestión de residuos que socavan el principio de basura cero. “La incineración de residuos en cualquiera de sus formas, incluidos los hornos de cemento y el llamado “reciclaje” químico, contamina el medio ambiente, es tóxica, es una pérdida de fondos públicos y fomenta el despilfarro”, afirma Weyinmi Okotie, campañista de Energía Limpia de GAIA África. 

Aditi Varshneya, encargada de Desarrollo de redes de GAIA EE.UU. y Canadá, afirma, “Aplaudimos la decisión de las Naciones Unidas de proclamar el 30 de marzo Día Internacional de Basura Cero. Es una validación significativa para los miles de miembros de GAIA que han trabajado incansablemente durante décadas para construir sistemas basura cero en sus comunidades para proteger tanto la naturaleza como el clima y los derechos humanos.”


Nota al editor:

La Declaración de basura cero puede consultarse en https://www.no-burn.org/going-zero-waste/

La Reunión de Alto nivel de las Naciones Unidas para conmemorar el Día Internacional de Cero Residuos se celebrará el 30 de marzo en el Salón de la Asamblea General de 10.00 a 18.00 horas. La mesa redonda en la que intervendrán Aditi Varshneya y Joshua Amposen tendrá lugar de 15:00 a 16:00 horas y se titulará “Soluciones innovadoras para promover el consumo y la producción sostenibles: iniciativas de “Basura Cero”. 

Podrá seguirse en directo en https://media.un.org/en/webtv.

Contacto de prensa:

Camila Aguilera, comunicaciones América Latina camila@no-burn.org | +56 9 51111599

Claire Arkin, Global Communications Lead  claire@no-burn.org | +1 973 444 4869