RECONOCIMIENTO HISTÓRICO DE LOS RECICLADORES EN LAS NEGOCIACIONES DEL TRATADO DE PLÁSTICOS

Los recicladores de base exigen que el tratado incluya una transición justa.

Punta del Este, Uruguay– Hoy se anunció la formación del Grupo de amigos de los recicladores de base en las negociaciones del tratado global de plásticos. Este momento histórico es un reconocimiento sin precedentes de los derechos, las competencias y la importancia del sector informal de los residuos; nunca antes los países se habían comprometido formalmente a respaldar a los recicladores en el contexto de las negociaciones internacionales. El Grupo es un organismo voluntario formado por representantes de los Estados miembros de todo el mundo para garantizar que las voces de los recicladores sean escuchadas en las negociaciones del Tratado del plástico.

El anuncio se produce al inicio de la primera reunión del Comité Internacional de Negociaciones (INC-1) para establecer el texto del Tratado mundial sobre plásticos, que será el primer tratado jurídicamente vinculante para abordar la contaminación por plásticos, desde su extracción hasta su eliminación. La inclusión de los recicladores en las negociaciones da señales de que los países están reconociendo el rol fundamental que desempeñan los recicladores en la creación de soluciones a la crisis del plástico y, por tanto, deben ser reconocidos como partes interesadas clave en el proceso del tratado.

Between 12.6 & 56 million people work in the informal recycling sector, and in many places their efforts account for almost all of the materials recycled in their municipalities. Despite this, waste pickers often go unrecognized and/or compensated by their local governments, and work in undignified conditions.  In Latin America and the Caribbean, for example, it is estimated that the informal sector provides 50-90% of the recyclable materials that are used by local industry or exported, yet only receives 5% of the profits.

Entre 12,6 y 56 millones de personas trabajan en el sector informal del reciclaje, y en muchos lugares sus esfuerzos representan casi la totalidad de los materiales reciclados en sus municipios. A pesar de ello, los recicladores a menudo no son reconocidos y/o compensados por sus gobiernos locales, y trabajan en condiciones indignas. En América Latina y el Caribe, por ejemplo, se calcula que el sector informal proporciona entre el 50 y el 90% de los materiales reciclables que utiliza la industria local o que se exportan, pero sólo recibe el 5% de los beneficios.

La principal demanda de los grupos de recicladores es desarrollar un plan de transición justa, que debe incluir una compensación adecuada por los servicios prestados, oportunidades de autoempleo, un papel clave en la cadena de valor del plástico y un papel en la creación y aplicación de políticas para acabar con la crisis del plástico a nivel local e internacional.

Soledad Mella, Presidenta nacional de la Asociación Nacional de Recicladores de Chile (ANARCH) – Secretaría de comunicaciones  RedLacre

“Es histórico ver que más de 19 países se alinean con la Alianza Internacional de Recicladores con delegados que pueden incidir políticamente en las decisiones, garantizando la participación de los recicladores en la negociación. Ahora ,el desafío más grande es que el proceso sea realmente vinculante y que tomen en cuenta nuestra demanda, que es una transición justa, que garantice la participación de los recicladores en toda la cadena del reciclaje y en cada negociación, y que las leyes que se implementen vean al reciclador como parte fundamental de la cadena de reciclaje.”

Adja  Mame Seyni Paye Diop – Vice presidenta de recicladores de Senegal

“Lo que espero de este tratado y de esta reunión es que se tengan en cuenta nuestros empleos. Para mí una transición justa es tener alternativas de trabajo para mantener a nuestras familias cuando llegue el momento de cerrar los vertederos.

Los grupos de recicladores exigen: 

  • Incluir una definición de Transición justa y una descripción de los recicladores en el proyecto de texto para las negociaciones.
  • Establecer un grupo de negociación dedicado a la transición justa.
  • Desarrollar  un informe que destaque la contribución de los recicladores al reciclaje y a la reducción de la contaminación por plásticos, en el que los recicladores harán sus contribuciones.
  • Apoyo financiero para asistir a las negociaciones internacionales.

Contacto de prensa:

Camila Aguilera, Comunicaciones GAIA América Latina

camila@no-burn.org | +56951111599

Por: Camila Aguilera, comunicaciones GAIA LAC y Alejandra Parra, asesora de plásticos y basura cero, GAIA LAC.

En marzo de este año celebramos que la quinta reunión de las Naciones Unidas culminó con la decisión de desarrollar el futuro Tratado Global de Plásticos, un instrumento global enfocado a regular la producción y acabar con la contaminación por plásticos, y que por primera vez reconoce el rol de los y las recicladores de base. 

No obstante, celebramos con cautela, porque mientras no se logre terminar definitivamente con la crisis de la contaminación por plásticos y las negociaciones no se zanjen, seguiremos transitando entre la esperanza y la movilización.

La primera reunión del Comité Intergubernamental de Negociaciones (INC-1), organismo encargado de desarrollar el futuro tratado, comienza el 28 de noviembre en Punta del Este, Uruguay. Mientras tanto, la producción y contaminación por plásticos siguen sin dar tregua, porque mientras celebrábamos los pasos que se han dado con el fin de cerrar la llave de la contaminación por plásticos, la industria productora, las exportaciones de residuos al Sur Global y las amenazas de falsas soluciones también avanzan, y dando patadas a su paso. 

Por ejemplo, entre la resolución de la UNEA 5.2 y la primera reunión del comité internacional de negociación (INC-1), la Suprema Corte de Justicia de México, concedió amparo a las empresas Oxxo y Propimex, ambas de Femsa Coca-Cola, dejándolas exentas de cumplir con las prohibiciones de seguir vendiendo productos en envases plásticos de un solo uso como el PET y el unicel. 

Asimismo, localidades del Asia Pacífico siguen sufriendo las graves consecuencias de la contaminación debido a las importaciones de desechos plásticos que no se regulan ni fiscalizan adecuadamente. Por eso, un Tratado Global de Plásticos jurídicamente vinculante complementaría las medidas del Convenio de Basilea aportando más herramientas para terminar con el comercio transfronterizo de residuos plásticos, para promover soluciones locales que no den lugar a falsas soluciones como la incineración y para eliminar los plásticos que no se puedan reutilizar ni reciclar en forma segura. 

Es fundamental que cada reunión del INC alcance acuerdos que reflejen el espíritu y las ambiciones puestas en la Resolución 5/14: “Poner fin a la contaminación por plásticos: hacia un instrumento internacional legalmente vinculante”. Nuestros miembros y cientos de organizaciones de la sociedad civil ya están listos para unir fuerzas y exigir que los gobiernos adhieran a la comisión de alta ambición y que se tomen medidas robustas para cada etapa del ciclo del plástico, desde la extracción de la materia prima, pasando por su fabricación, uso, hasta su disposición final y manejo. 

Por lo tanto, el éxito de la primera reunión INC dependerá de:

  • Entregar una hoja de ruta de las negociaciones donde se priorice la reducción de la producción de polímeros de plástico y una transición justa. Sólo un calendario de negociaciones que conceda el tiempo suficiente para reducir la producción y lograr una transición justa, conseguirá un tratado eficaz en esos frentes.
  • Decidir sobre un Convenio Específico que integre las obligaciones jurídicamente vinculantes a nivel mundial, que incluya los objetivos de reducción en los Planes de Acción Nacionales, donde se construya la infraestructura y los sistemas necesarios para reducir la producción de plástico, acabar con la contaminación por plástico y ofrecer una transición justa para los trabajadores informales y formales que puedan verse afectados.
  • Establecer definiciones funcionales para los conceptos que conforman el alcance del tratado, como “plásticos”, “contaminación por plásticos” y “ciclo de vida”, para garantizar la claridad en las negociaciones y un alcance suficiente que permita abordar eficazmente la contaminación en todo el ciclo de vida de los plásticos.
  • Determinar un marco para prohibir los polímeros de plástico, los aditivos, los productos y los procesos de gestión de residuos que perjudican la salud humana y/o del medio ambiente.
  • Garantizar una participación significativa y directa de la sociedad civil. Las necesidades de la sociedad civil incluyen apoyo financiero de interpretación para la participación en las negociaciones, así como el acceso a los grupos de contacto. Se debe prestar especial atención a los recicladores, a las comunidades de primera línea, a las comunidades indígenas y tradicionales y a las mujeres.

Comienza un camino de dos años y medio para finalmente poder alcanzar un Tratado Global de Plásticos que se diseñe a la altura de la crisis mundial por contaminación por plásticos, uno que sea legalmente vinculante, con medidas que cubran el ciclo completo de vida del plástico, que prohiba el uso de aditivos tóxicos y que las y los recicladores tengan una transición justa. Las organizaciones de nuestro movimiento están listas para hacer que sus voces sean escuchadas.

Durante tres días, 83 representantes de agrupaciones de recicladores base de todo Chile se reunieron en Santiago en su Primera asamblea nacional de delegados con el fin de seguir fortaleciendo su organización y presencia nacional.

En la jornadas de trabajo se presentaron las realidades de las zonas donde trabajan los recicladores, que cubren desde Arica hasta Punta Arenas, además se trabajó en levantar un petitorio nacional, y se realizaron talleres de capacitación realizados por GAIA, Latitud R, representantes de Banco Estado y del Sistema Integrado de Gestión (SIG).

Los logros de la ANARCH durante se vieron reflejados en la entrega de un reconocimiento a las 13 nuevas cooperativas que se han formado tan solo durante el último año. Además, se realizó un merecido y emocionante reconocimiento a las y los recicladores que han trabajado por más de 50 años en el oficio del reciclaje de base, entre los que se destacó con un homenaje a la trayectoria a José González de la ciudad de Talca por sus 60 años como reciclador. 

La asamblea terminó con una marcha hasta el palacio de La Moneda, donde los dirigentes de la zona norte, Carlos Miranda, de la zona centro, Soledad Mella y de la zona sur Jessica Mora, entregaron el petitorio nacional.

Algunos de los puntos del petitorio:

  • Dar respuesta integral a recicladores que aún trabajan en vertederos.
  • Que dentro de la Ley REP se garantice sistemas de reciclaje que contemplen terrenos, centros de acopio, maquinarias, transporte e insumos de trabajo.
  • Apoyo estatal a la regulación de presión del material reciclable.
  • Creación de un Sistema de Fondo solidario de retiro para recicladores.
  • Facilitar el acceso a los proyectos y financiamientos estatales.
  • Pago por todos los servicios prestados en la recolección de residuos.
  • Compromiso de integración en los presupuestos de basura comunal.

Ver más:

Para su publicación inmediata: jueves 15 de septiembre de 2022.

Un nuevo informe publicado por miembros de la Alianza Global por Alternativas a la Incineración, GAIA, de México, Ecuador, Chile y Argentina expone las cifras más actuales de importación y exportación de residuos plásticos hacia América Latina. El reporte investigativo contiene información crítica e inédita sobre las importaciones de residuos plásticos que están ingresando a países de América Latina, alertando nuevamente sobre la necesidad de reducir la producción de plásticos y de que cada país gestione sus residuos dentro de sus fronteras.

Estados Unidos nuevamente lidera la exportación de plásticos a América Latina y el Caribe, enviando más de 200 mil toneladas de residuos plásticos a la región entre 2020 y 2021.  Algunos de los principales países receptores fueron México y Ecuador que pasaron de recibir 63 mil toneladas durante el 2020 a 84 mil durante el 2021, y de 6.745 toneladas en 2019 a 8.253 toneladas en 2020 respectivamente. 

Residuos plásticos exportados desde EE.UU a Latinoamérica bajo la Partida 3915 periodo 2020-2021
México147.897  toneladas 
El Salvador20.975 toneladas 
Ecuador12.791 toneladas 
Las fuentes de información para el desarrollo de la investigación de nuestros miembros fueron bases de datos de Datasur, aduanas, Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI) y consultas a ministerios locales.
Únicos registros oficiales públicos, hasta la fecha, sobre la importación de desechos plásticos en Ecuador. Imagen de una de las inspeciones realizadas en 2021 entre el Ministerio de Ambiente y el Senae. Foto: Cortesía MAE.

El 1 de enero del año 2021 se hizo efectiva la Enmienda de plásticos del Convenio de Basilea, que obliga a los países que deseen exportar plásticos contaminados o mezclados, o que no tengan como destino principal el reciclaje ambientalmente racional, a solicitar consentimiento previo al país receptor, no obstante, no se ha reflejado aún una clara disminución en el flujo de residuos plásticos, lo que es una señal alarmante sobre el cumplimiento de los compromisos internacionales de cada país. Por ejemplo en México, el movimiento internacional de desechos desde y hacia México, incluso ha incrementado. Además, mucho del plástico que ha ingresado como destinado al reciclaje, y que por lo tanto no necesita el consentimiento previo estipulado en la Enmienda de plásticos, ha llegado contaminado o es imposible de reciclar en el país de destino. 

Los datos oficiales del gobierno mexicano indican que del año 2015 al año 2021 las importaciones de desechos plásticos a México se han triplicado, pasando de 58 mil toneladas en 2015 a 175 mil toneladas en 2021. El 94% de estos desechos plásticos provienen de los Estados Unidos de América. Nuestra preocupación es que no hay certeza del destino final de estos desechos plásticos, no sabemos si se usan para alimentar cementeras, en rellenos sanitarios, en tiraderos clandestinos. Creímos que con la entrada en vigor de la enmienda del Convenio de Basilea el movimiento de desechos plásticos entre los países se reduciría, en el caso Mexicano no fue así, el año 2021 es cuando más basura plástica ha ingresado a México. Consideramos que es necesario desmontar esa política pública que promueve a México como el vertedero de nuestro vecino del norte. Solo el poder ciudadano puede lograrlo y estamos trabajando en ello.”

José Manuel Arias de la Asociación Ecológica Santo Tomás A.C., México.

Los plásticos ingresan a cada país bajo la Partida 3915, que corresponde a una clasificación arancelaria para desechos, desperdicios y recortes de plástico; sin embargo, sus subpartidas tienen denominaciones demasiado amplias que no permiten saber exactamente qué se está importando ni el estado en el que llegan los plásticos a cada país. Pero los autores del informe indican que la gravedad del problema no pasa por solo saber cuánto y qué tipo de plástico ingresa al continente porque se trata de materiales que en todos los países se descartan cotidianamente, y que en muchos casos ya representan un problema porque no existe la infraestructura adecuada para su tratamiento, colapsan los rellenos sanitarios que ya están enfrentando una crisis o aún peor, puede conducir a propuestas de falsas soluciones como plantas incineradoras, quema en cementeras o propuestas de plástico-a-combustible. 

“Es una práctica inaceptable porque estamos hablando de un residuos considerado peligroso , con diversos impactos negativos y , que además, se manifiesta como un síntoma de un sistema ya colapsado, el cual insiste en buscar soluciones al final del ciclo de vida del plástico y no en una etapa inicial como es la  generación. Bajo esta lógica, para la región y Chile, los riesgos que se presentan son altos ya que  no están los  sistemas e infraestructura necesaria como tampoco la correcta fiscalización, lo cual permite que se generen muchas fugas a lo largo de toda la cadena, desde que el material es generado, hasta que es puesto en otro país. En función de todo esto, lo importante es monitorear, educar e incidir sobre los impactos de esta práctica a nivel social y político bajo alero de los acuerdos internacionales, como por ejemplo, la convención  de Basilea y su enmienda sobre plásticos.

Matías Roa de la Alianza Basura Cero Chile.

El informe también evidencia los vacíos de información que existen entre aduanas y las instituciones ambientales de cada país, ya que hasta el momento no existe certeza de la peligrosidad ni de las condiciones en las que están ingresando los plásticos, mucho menos se sabe sobre el destino real de cada contenedor, por eso las organizaciones urgen que se transparente antes del ingreso a cada país el detalle del proceso de reciclaje que se pretende realizar, el destino final para poder identificar re-exportaciones (efecto pivote) y llenar cualquier otro vacío respecto al uso de los residuos importados. La razón principal de la falta de coordinación entre entidades, según señalan, sería que el ingreso desmedido de plásticos al continente es de orden económico y no ambiental ni de salud pública. 

“En Ecuador, la importación de desechos plásticos como “materia prima”, está siendo justificada bajo el discurso de economía circular pese a que va en contra del Convenio de Basilea, del acuerdo 061, del art. 227 del Código Orgánico del Ambiental y de varias leyes orgánicas. Se trata de un discurso que pretende “blanquear” el imperialismo de la basura utilizando subterfugios lingüísticos. En esta línea, la “dispensa temporal” se ha convertido en la figura que deja la puerta abierta para que el incumplimiento de las enmiendas de plástico y prohibición del Convenio de Basilea se dé con venia del Estado en un país que no tiene escasez de desechos plásticos y que, por el contrario, entierra en malas condiciones, el 96% de sus residuos. Las cifras de esta expresión colonial son escandalosas: en promedio, cada año se importan alrededor de 13.000 toneladas de desechos plásticos a un costo de más de cinco millones de dólares. Pagamos por recibir la basura, especialmente de los EEUU, perversa aporía.”

María Fernanda Soliz, directora del área de salud de la Universidad Simón Bolívar Ecuador y Alianza basura cero Ecuador.

Concluyen además que los esfuerzos globales para detener el comercio de residuos plásticos deben estar orientados a la disminución en la generación de residuos como objetivo principal, no solo a mejorar los controles aduaneros, al igual que establecer prohibiciones para que países desarrollados envíen sus residuos a aquellos más pobres y con legislaciones débiles. En este sentido, las negociaciones para alcanzar un Tratado global de plásticos jurídicamente vinculante representa una gran oportunidad para avanzar en la resolución de los problemas ambientales, sociales y económicos provocados en todas las etapas del ciclo de los plásticos.

Informe disponible en: https://bit.ly/GAIAplasticos2022

Organizaciones que realizaron informes:

Alianza Basura Cero Chile, Alianza Basura Cero Ecuador, Taller Ecologista, Argentina, Acción Ecológica, Fronteras Comunes, Asociación Ecológica Santo Tomás; México.

Contactos:

  • Camila Aguilera, Alianza Global por Alternativas a la Incineración (GAIA) en América Latina, camila@no-burn.org, +56 951111599 
  • Claire Arkin, Alianza Global por Alternativas a la Incineración (GAIA), claire@no-burn.org, +1 973 444 4869  (en EE.UU)

Los días 7 y 8 de julio se llevó a cabo en Ciudad de México el primer encuentro de miembros Break Free From Plastic México, en el que participaron 23 personas de 15 organizaciones provenientes de varios estados del país. Adicionalmente se contó con la presencia de dos científicos investigadores en el área de contaminación por plásticos y un experto en política internacional. Durante este espacio de encuentro para la comunidad BFFP México, organizado por los miembros principales Fronteras Comunes, Asociación Ecológica Santo Tomás, Acción Ecológica, con la excelente facilitación de Colectivo ecologista de Jalisco; los miembros pudieron conocerse mejor, compartir el trabajo de sus organizaciones, aprender a más profundidad el impacto de los plásticos sobre la salud humana, la crisis climática y el medio marino, así como sobre políticas públicas locales y globales en torno al plástico. 

Mediante la organización de exposiciones, charlas, actividades y rondas de conversación, se identificaron los objetivos y acciones comunes de los miembros de BFFP México, y definieron los ejes de trabajo y las líneas de acción para los siguientes meses. Además se acordó la creación de tres comisiones: científica, de auditorías de marca y de eco-rebelión. De igual manera, se reconoció la necesidad de apoyarse unos a otros en la construcción de capacidades y se llegó a acuerdos para comenzar el proceso. 

“Este primer encuentro presencial de organizaciones BFFP, no solo de México, sino de América Latina, fue un gran espacio para consolidar la comunidad BFFP y generar objetivos conjuntos de trabajo” comenta Marisa Jacott de la organización fronteras comunes, miembro principal BFFP y organizadora del encuentro.

Actividad “catarsis plástica” en que se hizo relevante la falta de un correcto etiquetado y clasificación de los artículos plásticos que usamos a diario. Conducida por Mariana Linares.

Les invitamos a revisar la memoria del encuentro, y desde el equipo de BFFP América Latina y el Caribe agradecemos a los maravillosos miembros de la comunidad “Libérate de plástico” México por hacerlo posible. Gracias por toda la energía y dedicación que pusieron en este primer encuentro, y por compartir generosamente sus conocimientos, experiencias y anhelos de un mundo más justo y libre de contaminación por plásticos. 

memoria-

  • En menos de 10 minutos y con 4 votos a favor, la Segunda Sala de la SCJN exenta de cumplir las prohibiciones de PET y unicel en Oaxaca a dos empresas: Oxxo y Propimex, ambas de Femsa Coca-Cola.
  • Esta decisión sienta un precedente jurídico que pone en peligro al resto de las prohibiciones estatales del país.
  • Se viola la autonomía de las entidades federativas y se retrocede en años de avances en cuanto a la prohibición de plásticos de un sólo uso que están contaminando ríos, océanos y mares y afectando la salud de las personas y del planeta.

Ciudad de México a 18 de agosto del 2022. Tal y como organizaciones de la sociedad civil alertaron el día de ayer, en una sesión de menos de 10 minutos, se aprobó por unanimidad con 4 votos a favor en la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, conceder el amparo a las empresas PROPIMEX, S. de R.L, de C.V. y la Cadena Comercial OXXO, Sociedad Anónima de Capital Variable, ambas vinculadas a la empresa FEMSA Coca-Cola [1]. 

Los proyectos presentados por la Ministra Presidenta de la Segunda Sala, Yasmín Esquivel Mossa y por el Ministro Javier Laynez Potisek, concluyen que las autoridades del Estado de Oaxaca invaden la esfera de competencia de la federación al prohibir la venta, distribución y uso de envases, embalajes y otros productos plásticos de un solo uso elaborados con tereftalato de polietileno (PET) y poliestireno expandido (unicel) y que estas prohibiciones dentro de las leyes locales son inconstitucionales pues, según lo que argumentan, no se ajustan a lo dispuesto por la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y a la política nacional en materia de gestión integral de residuos de manejo especial. Por ello, se declara la inconstitucionalidad de las fracciones XI y XII del artículo 98, de la Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos del Estado de Oaxaca. 

Todos los años Coca-Cola está entre los principales contaminantes con plásticos de un solo uso a nivel global en las auditorías de marca de break free from plastic.

Ambos proyectos ponen por encima los intereses de las empresas promoventes y de FEMSA Coca-Cola, para seguir vendiendo productos en envases altamente contaminantes, sin ningún tipo de consideración por el bienestar general, la salud de las personas y la protección ambiental. Los proyectos fueron elaborados con un análisis limitado a las competencias de las entidades federativas y no hacen el estudio de ponderación y proporcionalidad en cuanto a la protección máxima del Sistema Interamericano, al estar implicados derechos humanos. Recordemos que recientemente la ONU ha declarado el derecho a un medio ambiente sano como un derecho humano.

A lo largo de varios años de lucha de activistas y organizaciones, se ha logrado que en las legislaciones locales se prohiban los empaques de plástico de un sólo uso como el PET y el unicel, lo que ha llevado al encuentro de alternativas para consumir productos por ejemplo, bolsas reutilizables y regresar al uso de envases retornables. Es imperativo que las autoridades del país, como los ministros de la Suprema Corte, velen por el medio ambiente y nuestra salud en lugar de privilegiar los intereses de empresas contaminantes que han recurrido a medidas como ésta para evitar cumplir la ley y mantener sus negocios a costa del planeta.

Al aprobar este amparo, la SCJN sienta precedente y las empresas hoy tienen un incentivo para enfrentarse a las legislaciones locales que buscan reducir la producción de residuos de PET, unicel y otros plásticos de un solo uso, lo que significa un retroceso en batallas ganadas a lo largo de los años por organizaciones ambientalistas, ciudadanos y gobiernos locales. 

Notas:

[1] Los proyectos aprobados pueden consultarse en las siguientes ligas: Oxxo https://www.scjn.gob.mx/sites/default/files/listas/documento_dos/2022-08/230.pdf y Propimex https://www.scjn.gob.mx/sites/default/files/listas/documento_dos/2022-08/173.pdf  

Ante la amenaza de la licitación para implementar una planta de termovalorización en Colombia, las asociaciones de recicladores de todo el país se reunieron para discutir todas las medidas de retroceso que dificultan el futuro de su trabajo.

En mayo de este año la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció que la ciudad  tendrá la primera planta de termovalorización de Colombia, que según indican contaría con un “sistema de limpieza de emisiones atmosféricas” y que contribuiría a la reducción de emisiones de efecto invernadero que se generan en el enterramiento de residuos.  

Pero el nuevo anuncio, viene acompañado de una larga y ya conocida historia conocida por los miembros de nuestra red. Se habla de sus grandes beneficios ambientales, que es limpia, que ya se ha instalado en otros países, sobre todo los países europeos, (ejemplo que tanto gusta dar a las empresas), que genera puestos de empleo, e incluso que es un ejemplo de economía circular. Sin embargo, nada se ha dicho de los daños que genera la incineración de residuos, de cómo comunidades empobrecidas han sufrido los impactos ambientales y a la salud cuando llegan estas plantas a sus barrios, no hay declaraciones que mencionen cómo se alinearán las políticas ambientales orientadas a la reducción de residuos con los cientos de toneladas de residuos que necesita una planta de incineración para mantener su funcionamiento, y en un tema clave en América Latina, nada se ha dicho de cómo una planta termovalorizadora vulnerará el trabajo de los miles de recicladores de Colombia. 

La Asociación cooperativa de recicladores de Bogotá tiene una gestión desde 1987, desde el cierre de los botaderos a cielo abierto en Colombia. Han sido años de trabajo, de lucha por sus derechos y por el reconocimiento de un oficio que sí contribuye a la gestión social y medioambientalmente responsable, que los ha puesto como un modelo exitoso a nivel mundial de organización e inclusión en modelos de gestión de residuos, por eso, el anuncio de una planta de incineración es una bofetada a las soluciones reales y de base.

Ante esta situación, más de 700 recicladores se reunieron para profundizar en las verdaderas implicancias ambientales y laborales que tendría una planta de termovalorización en Colombia, en un foro donde se compartieron experiencias internacionales que detallaron los altos riesgos que han vivido las comunidades que ya cuentan con plantas incineradoras en sus territorios.

Los recicladores presentes, exigieron que se protejan las condiciones para que el sistema de manejo de residuos local se materialice en proyectos que realmente recuperen los residuos y eleve el trabajo de los recicladores y no en falsas soluciones como la incineración. Las agrupaciones tienen claro que una incineradora no haría más que profundizar la vulneración, no solo contra los recicladores sino contra la humanidad porque según han señalado, proponer la implementación de una planta de termovalorización de residuos a una escala de 3 mil toneladas día, es una medida desproporcionada y una amenaza grave de alta contaminación, y como si lo anterior no fuera suficiente, es también la condena a la desaparición del sistema de reciclaje con recicladores en Colombia.

Gracias al sistema de gestión que han desarrollado cerca de 20 mil recicladores de oficio en Bogotá, la ciudad no solo ha logrado aportar más del 50% de las materias primas recuperadas que son suministro a las empresas de productos de consumo masivo como por ejemplo el papel higiénico. Los recicladores desvían del relleno sanitario más del 20% (más de 1.500 toneladas diarias) de los residuos que se generan en la ciudad. 

En Colombia, más de 20 mil recicladores han prestado el servicio de rescate de residuos por más de 80 años, han avanzado, por ejemplo, en pequeñas unidades de aprovechamiento de plásticos y han conseguido el aseguramiento del mínimo vital. Todo esto está en riesgo de convertirse literalmente en cenizas si las autoridades no toman las decisiones correctas. Por eso han pedido a la ministra de Medio Ambiente que debe poner la propuesta de quema de basuras en el mismo grado de inconveniencia que el fracking y pedir a la alcaldía de Bogotá modificar sus propuestas relacionadas con incineración y enterramiento indiscriminado de basuras.

Las y los recicladores de base saben mejor que nadie lo que es luchar por defender su oficio, por eso, este foro marca tan solo el comienzo de las movilizaciones para hacer frente a las falsas soluciones como la incineración. 

Lecturas recomendadas:

https://www.no-burn.org/wp-content/uploads/2021/03/Borrador-documento-es-4-1.pdf

https://www.no-burn.org/wp-content/uploads/2021/03/GAIA.incinerandoelfuturo.pdf

https://www.no-burn.org/wp-content/uploads/ocho-razones-b0-web.jpg

Una coalición global de más de 400 organizaciones unió fuerzas en el Día Mundial del Reuso para exigir que los cinco mayores contaminadores de plástico se comprometan con “sistemas de reutilización y recarga transparentes, ambiciosos y responsables”.

En una carta abierta, organizaciones y miembros del movimiento #breakfreefromplastic, incluidos City to Sea (organizadores del Día Mundial de la Recarga, la campaña mundial para ayudar a las personas a vivir con menos desechos), Greenpeace y Friends of the Earth, han pedido a los directores ejecutivos de Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Unilever y Procter & Gamble  abordar los desproporcionados impactos ambientales, sociales y de salud que su uso de plástico está teniendo en comunidades del Sur Global.

Ante la catástrofe climática, las organizaciones firmantes destacan que el plástico agregará más de 850 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero a la atmósfera en un solo año, mientras que se espera que la producción de plástico aumente un 40 % durante la próxima década, impulsada en gran medida por envases de plástico de un solo uso.

Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Unilever y Procter & Gamble compran empaques de fabricantes a los que se les suministra resina plástica o productos petroquímicos de compañías reconocidas como ExxonMobil, Shell, Chevron Phillips, Ineos y Dow. El rol de la industria del plástico y la crisis climática no se pueden separar. Un informe estima que si todo el ciclo de vida del plástico fuera un país, sería el quinto mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo. De hecho, el plástico agrega más de 850 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero a la atmósfera en un solo año, lo que equivale a 189 nuevas centrales eléctricas de carbón de 500 megavatios.

Además de alimentar la crisis climática, la producción, el uso y la eliminación de plástico genera una contaminación tóxica que daña tanto a las personas como al planeta. La producción y eliminación de plástico, especialmente a través de la incineración o los vertederos, afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color, las comunidades de bajos ingresos y las comunidades indígenas al contaminar el aire, el agua y el suelo. Al mismo tiempo, los productos químicos tóxicos en los envases y productos de plástico causan daños irreparables al medio ambiente, la vida silvestre y nuestra propia salud a través del uso diario. El plástico es inherentemente tóxico, y el gobierno tiene la responsabilidad de protegernos de esa toxicidad responsabilizando a los contaminadores corporativos.

Los firmantes, que incluyen empresas, activistas y grupos religiosos, han declarado que para que las empresas cambien su reputación de “gran contaminación” a “gran solución”, necesitan urgentemente:

  • REVELAR el alcance total de su huella plástica si aún no lo han hecho. Esta es una parte central de la rendición de cuentas y es esencial para que las corporaciones reduzcan su huella plástica. El informe debe ser por artículo de plástico de un solo uso, así como por peso.
  • REDUCIR la cantidad de plástico que utilizan estableciendo objetivos ambiciosos y transparentes y apoyando planes de acción sobre cómo alcanzarlos. Luego, darle prioridad a el logro de esos objetivos.
  •  REINVENTAR sus envases para permitir la recarga y la reutilización. Para ello, deben comprometerse a colaborar con otras empresas para estandarizar los envases reutilizables y construir sistemas e infraestructuras de reutilización compartidas.

Estas medidas no solo son esenciales sino también populares. Encuestas recientes en 28 países de todo el mundo encontraron que la gran mayoría de las personas está de acuerdo en que los fabricantes y minoristas deben asumir la responsabilidad de reducir, reutilizar y reciclar los envases de plástico, con un promedio mundial del 85 %. Los latinoamericanos son los que están más de acuerdo (89%), seguidos de los europeos. Los cinco países con el mayor porcentaje de acuerdo son Mexico (96%), Brazil (95%), Colombia (94%), y Chile y Peru (ambos con 92%). 

Coca-Cola ha sido nombrada el mayor contaminador plástico durante cuatro años consecutivos. En 2019, Coca-Cola admitió haber producido aproximadamente 200 000 botellas de un solo uso por minuto. Es probable que esta cifra haya crecido en años desde entonces. Esto significa que son responsables de una quinta parte de la producción mundial de PET. La auditoría de marcas de #breakfreefromplastic encontró más desechos de la marca Coca-Cola que los siguientes dos principales contaminantes juntos, como ha sido el caso cada año desde 2019. En 2020, un informe de la fundación Ellen MacArthur encontró que Coca-Cola produjo 2,981,421 toneladas métricas ) de plástico. Esto equivale a 14.907.105 Tm de emisiones de CO2, equivalentes a casi 3,25 millones de vehículos conducidos durante un año. A pesar de anunciar ambiciosos objetivos de reutilización, hasta ahora no ha habido evidencia de que esto haya resultado en una disminución de la contaminación plástica causada por sus productos.

Macarena Guajardo. Directora de Fundación Basura en Chile. “Para Fundación Basura es de suma importancia visibilizar la urgencia y necesidad respecto del acceso al consumo de agua potable y sus beneficios socio ambientales a través de la plataforma Refill. Es por esto que nosotros trabajamos para dar a conocer los mitos y verdades del agua potable enCchile y potenciar el uso de botellas reutilizables para, con ello, evitar la generación de miles de residuos a diario.”

Alejandra Warren, directora ejecutiva de Plastic Free Future en los Estados Unidos, dijo: “En el Día Mundial del Reuso, es importante recordar que los sistemas de reutilización y recarga han sido parte del patrimonio cultural de muchas comunidades y durante muchas  generaciones, mientras que la cultura “conveniente” de materiales de uso único es relativamente nueva y evidentemente nociva. La industria del plástico ha creado una crisis planetaria que ahora afecta a todos los organismos vivos, a la vez que impacta desproporcionadamente a comunidades vulnerables. En los Estados Unidos, donde solo se recicla alrededor del 6 % de los desechos plásticos, a pesar de la fuerte presencia de corporaciones petroquímicas y productoras de plástico en el país, tenemos la tarea única de responsabilizar a los contaminadores de plástico y exigir sistemas de reutilización y recarga como el camino y la solución hacia un futuro sin plásticos”.

Natalie Fée, directora ejecutiva y fundadora de City to Sea, la organización del Reino Unido detrás del Día Mundial del Reuso, comentó: “Son los mismos productos plásticos producidos por las mismas grandes multinacionales los que continúan apareciendo en nuestras playas, contaminando nuestros ríos y ensuciando nuestros parques y calles en todo el mundo. Este Día Mundial del Reuso es una oportunidad para que estas grandes marcas pasen de un modelo de negocio de “gran contaminación” a “gran solución”. Al hacer que los envases reutilizables y recargables sean asequibles y accesibles, los grandes contaminadores como Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Unilever y Proctor and Gamble pueden desempeñar un papel importante en la lucha contra la contaminación plástica. Sabemos que el público quiere que las grandes marcas hagan más y este Día Mundial de la Recarga les hacemos un llamado para que escuchen a los consumidores y pongan sus palabras en acción”.

Coleen Salamat, activista de soluciones plásticas de EcoWaste Coalition en Filipinas, comentó: “La asombrosa cantidad de sobres y plásticos de un solo uso, en general, abruma no solo a nuestro medio ambiente sino también a las comunidades de recicladores y los pone en mayor riesgo de daños nocivos a causa de los productos químicos que provienen de este material. Necesitamos hacer la transición a sistemas de recarga y reutilizables mientras garantizamos una transición justa que respalde no solo la longevidad del medio ambiente sino también mejores condiciones de trabajo y de protección para nuestros trabajadores de desechos”.

Contactos:

America Latina: Camilla Aguilera, Camila@no-burn.org  

Para leer la carta abierta completa, haga clic aquí. Para descargar el paquete de medios para el Día Mundial del Reuso que incluye fotos, estadísticas y datos, citas adicionales, historias, imágenes y más, visite: https://bit.ly/WRDMediaPack2022

La Red Mexicana de Periodista Ambientales presenta la serie radiofónica Planeta plástico, una producción que se desarrolló con la colaboración del Movimiento “Libérate del plástico”. Esta serie busca presentar la problemática de la contaminación por residuos plásticos y algunas de las posibilidades individuales y colectivas para revertirla. La contaminación por plástico no es sólo el encontrarlo en las calles, en el mar o en los rellenos sanitarios, esto, es apenas la punta del iceberg, pues el plástico contamina en todas sus etapas, desde la extracción de su materia prima, su producción, transportación, uso y desecho, lo cual se debe, entre otros motivos, por las sustancias tóxicas que requiere para su elaboración. Pero esto, y muchos temas más, se estarán presentando en la siguiente producción de Planeta plástico.


Quienes integran la Red Mexicana de Periodistas Ambientales y el Movimiento Libérate del Plástico, Break Free From Plastic, esperan que disfrutes esta producción y que la información que se entrega sea un motivo de inspiración para iniciar sinergias en el núcleo familiar y en la sociedad en su conjunto, para un mejor futuro de las nuevas generaciones donde se caracterice por un mundo LIBRE DE PLÁSTICO.


Coordinación general: Fabián Carvallo Vargas.
Producción: Juana Meraz Sánchez.
Realización: Iván Primitivo González Romero.
Conducción: Juana Meraz Sánchez, Iván Primitivo González Romero y Fabián Carvallo Vargas.

Episodio 2

Episodio 1