Trabajar con recicladores es esencial para una reactivación económica inclusiva
La pandemia del COVID-19 ha provocado una devastadora inestabilidad económica en todo el mundo. En consecuencia, las agendas de muchos gobiernos se centran actualmente en la reactivación económica, la creación de empleo y la reducción de la pobreza. Un nuevo informe de la Alianza Global para las Alternativas a la Incineración (GAIA), muestra cómo la inversión gubernamental en sistemas basura cero presenta una oportunidad para la reactivación económica y la justicia social.
El informe destaca que, a través de la creación de asociaciones con recicladores de base utilizando fondos de reactivación económica, los gobiernos pueden realizar una transición hacia sistemas de ciudades basura cero. Basado en investigaciones realizadas en países del sur global como Sudáfrica, Brasil, India y China, este informe concluye que las ciudades basura cero inclusivas han alcanzado mayor justicia económica para las personas que realizan trabajos esenciales, ahorro para las ciudades y  mejores resultados medioambientales.
También revela hasta qué punto los recicladores se han convertido en la piedra angular del reciclaje en las ciudades del Sur Global. Las estadísticas muestran que en Sudáfrica los recicladores recuperan entre el 80 y el 90% de los envases y el papel de postconsumo. En Brasil, el Movimiento Nacional de Recicladores (MNCR) es responsable de la recogida del 90% de todo el material reciclado en el país. Además, en India se estima que los recicladores recuperan el 54% del vidrio, el 34-45% del  plástico y el 28-50% del cartón y el papel mixto que se recicla.
Cecilia Allen, asesora de proyectos globales de GAIA y autora del informe, señaló: “Los gobiernos tienen la oportunidad de aprovechar la experiencia de los recicladores, apoyando e invirtiendo en su inclusión en los sistemas municipales de gestión de residuos. Esto no sólo mejorará la vida de los más pobres, sino que también ayudará a los gobiernos a encontrar una salida a los sistemas de eliminación de residuos, que suponen un interminable dolor de cabeza por sus elevados costos e impactos ambientales.”

El informe demuestra que si los gobiernos locales reconocen el papel esencial que ya desempeñan los recicladores de base y se asocian con ellos, pueden trabajar colaborativamente para crear puestos de trabajo locales y ofrecer mejores servicios de reciclaje y compostaje. Según los datos de varias ciudades que contratan a recicladores, la cantidad promedio de puestos de trabajo creados por los sistemas inclusivos de gestión de residuos es de 321 empleos por cada 10.000 toneladas anuales de materiales reciclables.

Magdalena Donoso, coordinadora regional de GAIA para América Latina y el Caribe, añadió:
“En el contexto de reactivación de los países tras los estragos causados por la pandemia, con la que se agravaron las brechas económicas y los índices de pobreza en América Latina, los recicladores aparecen como una extraordinaria oportunidad para los gobiernos locales. ¿Cómo? Invirtiendo los fondos de reactivación pagando el servicio de estos expertos en segregación y reciclaje, no sólo se avanzará en el reconocimiento de quienes históricamente han rescatado materiales, sino que se apoyará a un segmento profundamente afectado por la pandemia y los municipios ahorrarán recursos gastados en enterrar o incinerar.”

Leer el reporte en español
Leer el reporte en portugués

Para más información contactar a: Magdalena Donoso, Coordinadora Regional de GAIA magdalena@no-burn.org 

Sobre GAIA: GAIA es una alianza mundial de más de 800 grupos de base, organizaciones no gubernamentales e individuos en más de 90 países. La organización trabaja para catalizar un cambio global hacia la justicia medioambiental mediante el fortalecimiento de los movimientos sociales de base que promueven soluciones a los residuos y la contaminación.