A medida que el COVID-19 se propaga a través de nuestras comunidades, se hace más evidente que los peligros que este virus representa no nos impactarán a todas/os por igual. Por eso, GAIA creó un Fondo Solidario de Emergencia para ir en ayuda de sus miembros y de quienes trabajan en la primera línea con los residuos que se generan en nuestras comunidades.

El Fondo Solidario de Emergencia reunió los esfuerzos de fundaciones, organizaciones e individuos de todo el mundo, y en su primera etapa logró levantar $70.000 dólares, que fueron distribuidos entre 33 organizaciones en 20 países del mundo. En América Latina, 7 organizaciones miembros -tanto de recicladores como organizaciones de la sociedad civil- recibieron aportes para fortalecer el trabajo y  cubrir necesidades básicas. Los fondos están apoyando a organizaciones de Nicaragua, Costa Rica, Ecuador, Brasil y Chile.

Sabemos que la crisis del Covid-19 cambiará nuestras vidas, pero con solidaridad podremos salir adelante y trabajar por un futuro más justo, que valore el sentido de comunidad y labores que hasta ahora han sido invisibilizadas, como la de los y las recicladores de base. Estamos enfrentando un desafío colectivo y la incertidumbre se asoma todos los días, pero por qué no pensar que tal vez esta crisis nos dé la oportunidad de encender la llama de la solidaridad. El mundo sigue ahí afuera, de nosotros depende que cuando volvamos hagamos de él un mejor lugar para todos.

Si quieres conocer iniciativas locales: