Reunión con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Santiago 06 de noviembre de 2019.-

Durante esta mañana comenzó el trabajo de la Misión Internacional de Observación sobre la situación de Derechos Humanos en Chile, a la que se unió Christine Keith, coordinadora internacional de GAIA, con la finalidad de reunirse con diversas organizaciones sociales, de mujeres, de derechos humanos y autoridades, entre otros encuentros, para así conocer el contexto que genera la protesta social en el país, conocer y documentar las graves denuncias sobre vulneración de derechos acontecidas durante las actuales manifestaciones que comenzaron el 18 de octubre pasado. La misión que comenzó hoy en Santiago, también va a estar presente en las ciudades de Valparaíso y Temuco.

Lorena Fries abogada y presidenta de Corporación Humanas, advierte que es de público conocimiento la fuerza y la acción con la que se han vulnerado los derechos manos en el país. “Nos preocupa mucho la situación de mujeres y niñas que en todo este proceso han pasado por toda la etapa de la represión, siendo detenidas, ha sido objeto de lesiones, violentadas, víctimas de violencia sexual e incluso de violación que no necesariamente han llegado al conocimiento de los organismos oficiales”.

Para las organizaciones chilenas es de la mayor relevancia que la grave vulneración de derechos humanos trascienda a los medios de comunicación. En un contexto de democracia, nos preocupa que se vuelvan a repetir prácticas tan represivas, “la ciudadanía tiene el legítimo derecho a movilizarse, más aún por razones de derechos humanos”, puntualiza Fries.

Agrega, que los temas que están a la base de la movilización tienen que ver con la falta de garantías de derechos sociales que no están reconocidos, que están entregados al mercado y que han provocado una desigualdad estructural la que ha generado el malestar de la ciudadanía y por consiguiente su expresión en las calles, advierte la presidenta de Corporación Humanas.

Enrique Font, representante de la Organización Mundial contra la Tortura, señala que, respecto de la situación de Chile y las informaciones recibidas, se encuentran con muchas continuidades de lo que ya venía sucediendo. “Si bien la escala de la protesta y la escala de la violación a los derechos humanos la hace significativa, nos muestra que esto no es nuevo. Más bien se apoya en situaciones que ya venían sucediendo”.

Recordó que el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas ya había recalcado en 2018 la militarización de los conflictos, el uso abusivo de la fuerza y de las armas de fuego y el uso de la violencia sexual como forma de tortura en Chile. Uno de los mandatos que tenemos en derechos humanos no es solo que se sancione y asista a las víctimas, sino que no se repitan. “Esta es una oportunidad para mostrar lo que ya veía sucediendo en Chile”, comenta Font.

A este escenario de vulneración de derechos se suma la falta de claridad o acceso a la información y una serie de acciones cuestionables en el marco de los derechos humanos. Es importante señalar que según el último reporte del INDH (4 nov.), a la fecha han fallecido cinco personas por la acción de militares y de carabineros; 1.659 personas han resultado heridas, de las que 160 presentan heridas oculares y  4.364 personas han sido detenidas.  También se han registrado secuestros temporales, abusos sexuales en contra de detenidas y apremios ilegítimos contra niños, niñas y adolescentes. 

Christine Keith, coodinadora internacional de GAIA.

El resultado de la misión se va a concretar en un informe que dará cuenta de la situación de vulneración de DDHH que se ha vivido durante este periodo de crisis democrática, aportando elementos para posibles alternativas de superación desde la perspectiva de los derechos humanos. Dicho informe será en una herramienta política que servirá para presionar al Gobierno para detener el actuar vulneratorio de DDHH de los agentes estatales (militares y policiales), y avanzar en el esclarecimiento y Justicia por los casos denunciados.

La Misión Internacional de Observación la integran:

Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) Front Line Defenders, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS, Argentina), Liga Argentina por los Derechos del Hombre – FIDH, Comité por los Derechos Humanos en América Latina (CDHAL, Canadá), Artículo 19 (Brasil); CTA- Autónoma (Argentina), Madres Plaza de Mayo , Perú Equidad y Christine Keith de la Alianza Global de Alternativas contra la Incineración (GAIA).