El pasado 3 de julio, líderes comunitarios de la localidad de San Juan Sacatepéquez, Guatemala, fueron desalojados de una resistencia pacífica que se desarrollaba en el sector El Puente con el fin de mantener su lucha contra la empresa Cementos Progreso y la construcción de una carretera sobre un camino vecinal.

El desalojo que se realizó con tiros al aire y machetes dejó un saldo de 17 heridos, 2 de ellos con heridas de consideración. ¿El objetivo? dejar libre la carretera comunitaria para el traslado de materiales a la planta cementera de la empresa Cementos Progreso.

San Juan Sacatepéquez, ubicado a menos de 100 km de la capital de Guatemala.

Más de 10 años de lucha 

Los antecedentes de este conflicto no son nuevos. Las 12 comunidades Maya Kakchiqueles se han mantenido en un estado de asedio y violencia desde el año 2006 debido a su oposición a la instalación de una planta cementera que además, pretende incinerar desechos para su uso como combustible.
Mantener la zona libre de contaminación para sus aguas, sin extracción de minerales, mantener su modelo agrícola y su tradicional producción de flores, has sido los motivos para más de diez años de persecución, arrestros y criminalización de la lucha de esta comunidad.
Uno de los hechos más graves dentro de este conflicto se produjo en septiembre de 2014 cuando siete miembros de la comunidad El Pajoques del municipio de San Juan de Sacatepéquez, murieron por defender y rechazar la instalación en su territorio de la planta San Gabriel de la empresa Cementos Progreso.

Revisa aquí el comunicado Comunicado de Prensa Cementera y Terror en Guatemala Sept 2014 El Salvador, 23 de septiembre de 2014


Fuentes: 

Cementera con capital méxicano, detrás de ataque a defensores en Guatemala que deja 17 heridos
En San Juan Sacatepéquez Hombres Encapuchados Atacaron A La Resistencia Pacífica En Santa Fé Ocaña