La isla de Taiwan se vio enfrentada a una crisis de residuos en la decada de los ochenta debido a la falta de espacio para expandir su capacidad de vertedero. Cuando el gobierno recurrio a la incineracion a gran escala, la oposicion de la comunidad no sólo detuvo la construccion de decenas de incineradores, sino que tambien llevo al gobierno a adoptar metas y programas para el reciclaje y la prevencion de residuos.