Cuando China cerró sus puertas a la importación de residuos plásticos en 2018, se puso en jaque el comercio transfronterizo de ese material, afectando a los grandes generadores de residuos en el mundo.  Los países ricos, sobre todo Estados Unidos y los europeos estaban acostumbrados a exportar su problema a otros países, enviando no solo sus residuos plásticos, sino que también la contaminación asociada a deshacerse de ellos.

De este modo, los residuos plásticos y los consecuentes problemas socio ambientales fueron desviados a otros lugares, siendo el principal destino los países del Sudeste Asiático. Sin embargo, esos mismos países ya están decretando sus propias medidas de protección ante la importación de residuos.

Entonces, ¿podrá América Latina convertirse en el próximo basurero del mundo?, ¿cuáles son los alcances del comercio global de residuos plásticos?,  ¿cuáles son los retos para la implementación de regulaciones que protejan de la importación de residuos a los países más vulnerables? y  ¿qué acciones efectivas podemos animar desde la sociedad civil para proteger a nuestros territorios de la importación indiscriminada de residuos?

Para abordar estas preguntas, se desarrollo el seminario virtual “Comercio global de residuos plásticos. Perspectivas para América Latina”. La grabación y los materiales están disponibles a continuación.

 

Recursos