El equivalente a un año de uso de sachets en Filipinas puede cubrir toda la red de Metro de Manila a poco más de 30 cm de profundidad.

Nueva evidencia cuantitativa revela el alcance de la contaminación plástica en Filipinas.

Manila, Filipinas (marzo, 2019) – En Filipinas se usan más de 163 millones de envases sachet plásticos, 48 millones de bolsas plásticas y 45 millones de envoltorios plásticos todos los días. Estas cifras fueron reveladas en un nuevo reporte hecho por la organización ambiental Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) y sostiene que el plástico desechable de un sólo uso es el mayor obstáculo para el manejo de recursos y residuos. Además, la organización hace un llamado a los gobiernos y productores para que regulen y dejen de generar plásticos de un sólo uso.

El reporte, Plásticos al descubierto: cómo las evaluaciones de desechos y las auditorias de marca están ayudando Filipinas a combatir la contaminación plástica, usa datos de  usa datos de análisis de desechos domésticos y auditorias de marca realizados por Mother Earth Foundation en seis ciudades y siete municipalidades del país durante los últimos cinco años. Los hallazgos del reporte muestran como las ciudades y municipalidades de Filipinas luchan contra los residuos plásticos. A pesar de los esfuerzos de muchas localidades para instaurar programas de basura cero, aún siguen en la batalla contra los plásticos que les impiden alcanzar sus objetivos de basura cero.  Con la proyección del aumento de la producción de plástico en todo el mundo, incluida Filipinas, los gobiernos nacionales, así como las autoridades de los gobiernos locales, necesitan información contundente y estrategias efectivas para la inminente crisis de contaminación por plástico.

Las ciudades y los municipios pueden luchar contra la contaminación plástica utilizando datos de análisis de desechos y auditorías de marca“, señala Sonia Mendoza, directora de Mother Earth Foundation. “Las ciudades pueden fortalecer las regulaciones, mejorar los servicios de gestión, reducir el volumen de residuos y sus correspondientes costos de manejo. También pueden usar la información para alcanzar prohibiciones o regulaciones contra las bolsas plásticas y obligar a que las compañías asuman su responsabilidad por la contaminación plástica.”

Según GAIA, las cifras muestras que el enorme volumen de residuos plásticos que se generan a diario supera la capacidad de manejo de los barangays, las ciudades y los municipios y la única forma de manejar los plásticos de un sólo uso es reducirlo. “El problema es la gran cantidad de plásticos de un solo uso producidos, no solo la forma en la que se manejan los desechos“, dijo Froilan Grate, director ejecutivo de GAIA Asia-Pacífico. “El plástico es un problema de contaminación y comienza en el momento en el que se fabrica“. La limpieza se deja a las ciudades y municipios que utilizan el dinero de los contribuyentes para tratar los residuos. Las empresas crean residuos en forma de envases plásticos y ganan millones, deben hacerse responsables de la contaminación que generan.

Según el reporte, las ciudades y los municipios tratan un número alto de residuos plásticos de marca en comparación a los que no tienen (al menos 54% del total de los residuos). Diez empresas son responsables de 60% y cuatro empresas multinacionales son responsables por el 36% de todos los residuos con marca recolectados en los sitios de muestra. 

Debido a la falta de políticas nacionales sobre plásticos, algunos gobiernos locales en Filipinas han creado regulaciones para las bolsas plásticas. Sin embargo, los plásticos de marca que incluyen sachets y otros embalajes primarios utilizados por algunos de los fabricantes más grandes del mundo no están cubiertos en estas regulaciones. GAIA afirma que los fabricantes debieran reducir la producción de envases de plástico desechables, por ejemplo, mediante innovaciones como sistemas de entrega alternativos o envases reutilizables, se podría abordar una gran parte del problema de residuos plásticos del país, incluida la fuga de residuos a ríos y mares.

“El caso de Filipinas es solo una muestra de lo que está sucediendo en todo el mundo”, señaló Von Hernández, Coordinador Global del movimiento #breakfreefromplastic. “Esta es una crisis global que necesita intervenciones globales.” Necesitamos políticas y regulaciones sólidas que prohíban plásticos de un solo uso y que hagan que las empresas se hagan responsables de su rol en la perpetuación de décadas de contaminación plástica.” 

El informe presenta varias recomendaciones para que el gobierno filipino aborde de manera efectiva la contaminación plástica, incluyendo: la estandarización de datos desglosados sobre envases plásticos en análisis de desechos, al igual que la información de marca, instituir una prohibición nacional de bolsas plásticas y regulaciones para otros productos plásticos de un solo uso, embalaje y sistemas de entrega y reforzar la prohibición de la incineración de residuos. Además, GAIA le está solicitando a las empresas productoras que sean transparentes respecto a los envases plásticos que producen, que asuman la responsabilidad de sus envases y que dejen de producir inmediatamente envases plásticos desechables.

El reporte se puede ver aquí (en inglés): Plastic Exposed