“¿Gran contaminación o gran solución?”: En el Día Mundial del Reuso una coalición global de más de 400 organizaciones exige que los 5 mayores contaminadores de plástico del mundo  cambien a envases recargables y reutilizables

Una coalición global de más de 400 organizaciones unió fuerzas en el Día Mundial del Reuso para exigir que los cinco mayores contaminadores de plástico se comprometan con “sistemas de reutilización y recarga transparentes, ambiciosos y responsables”.

En una carta abierta, organizaciones y miembros del movimiento #breakfreefromplastic, incluidos City to Sea (organizadores del Día Mundial de la Recarga, la campaña mundial para ayudar a las personas a vivir con menos desechos), Greenpeace y Friends of the Earth, han pedido a los directores ejecutivos de Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Unilever y Procter & Gamble  abordar los desproporcionados impactos ambientales, sociales y de salud que su uso de plástico está teniendo en comunidades del Sur Global.

Ante la catástrofe climática, las organizaciones firmantes destacan que el plástico agregará más de 850 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero a la atmósfera en un solo año, mientras que se espera que la producción de plástico aumente un 40 % durante la próxima década, impulsada en gran medida por envases de plástico de un solo uso.

Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Unilever y Procter & Gamble compran empaques de fabricantes a los que se les suministra resina plástica o productos petroquímicos de compañías reconocidas como ExxonMobil, Shell, Chevron Phillips, Ineos y Dow. El rol de la industria del plástico y la crisis climática no se pueden separar. Un informe estima que si todo el ciclo de vida del plástico fuera un país, sería el quinto mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo. De hecho, el plástico agrega más de 850 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero a la atmósfera en un solo año, lo que equivale a 189 nuevas centrales eléctricas de carbón de 500 megavatios.

Además de alimentar la crisis climática, la producción, el uso y la eliminación de plástico genera una contaminación tóxica que daña tanto a las personas como al planeta. La producción y eliminación de plástico, especialmente a través de la incineración o los vertederos, afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color, las comunidades de bajos ingresos y las comunidades indígenas al contaminar el aire, el agua y el suelo. Al mismo tiempo, los productos químicos tóxicos en los envases y productos de plástico causan daños irreparables al medio ambiente, la vida silvestre y nuestra propia salud a través del uso diario. El plástico es inherentemente tóxico, y el gobierno tiene la responsabilidad de protegernos de esa toxicidad responsabilizando a los contaminadores corporativos.

Los firmantes, que incluyen empresas, activistas y grupos religiosos, han declarado que para que las empresas cambien su reputación de “gran contaminación” a “gran solución”, necesitan urgentemente:

  • REVELAR el alcance total de su huella plástica si aún no lo han hecho. Esta es una parte central de la rendición de cuentas y es esencial para que las corporaciones reduzcan su huella plástica. El informe debe ser por artículo de plástico de un solo uso, así como por peso.
  • REDUCIR la cantidad de plástico que utilizan estableciendo objetivos ambiciosos y transparentes y apoyando planes de acción sobre cómo alcanzarlos. Luego, darle prioridad a el logro de esos objetivos.
  •  REINVENTAR sus envases para permitir la recarga y la reutilización. Para ello, deben comprometerse a colaborar con otras empresas para estandarizar los envases reutilizables y construir sistemas e infraestructuras de reutilización compartidas.

Estas medidas no solo son esenciales sino también populares. Encuestas recientes en 28 países de todo el mundo encontraron que la gran mayoría de las personas está de acuerdo en que los fabricantes y minoristas deben asumir la responsabilidad de reducir, reutilizar y reciclar los envases de plástico, con un promedio mundial del 85 %. Los latinoamericanos son los que están más de acuerdo (89%), seguidos de los europeos. Los cinco países con el mayor porcentaje de acuerdo son Mexico (96%), Brazil (95%), Colombia (94%), y Chile y Peru (ambos con 92%). 

Coca-Cola ha sido nombrada el mayor contaminador plástico durante cuatro años consecutivos. En 2019, Coca-Cola admitió haber producido aproximadamente 200 000 botellas de un solo uso por minuto. Es probable que esta cifra haya crecido en años desde entonces. Esto significa que son responsables de una quinta parte de la producción mundial de PET. La auditoría de marcas de #breakfreefromplastic encontró más desechos de la marca Coca-Cola que los siguientes dos principales contaminantes juntos, como ha sido el caso cada año desde 2019. En 2020, un informe de la fundación Ellen MacArthur encontró que Coca-Cola produjo 2,981,421 toneladas métricas ) de plástico. Esto equivale a 14.907.105 Tm de emisiones de CO2, equivalentes a casi 3,25 millones de vehículos conducidos durante un año. A pesar de anunciar ambiciosos objetivos de reutilización, hasta ahora no ha habido evidencia de que esto haya resultado en una disminución de la contaminación plástica causada por sus productos.

Macarena Guajardo. Directora de Fundación Basura en Chile. “Para Fundación Basura es de suma importancia visibilizar la urgencia y necesidad respecto del acceso al consumo de agua potable y sus beneficios socio ambientales a través de la plataforma Refill. Es por esto que nosotros trabajamos para dar a conocer los mitos y verdades del agua potable enCchile y potenciar el uso de botellas reutilizables para, con ello, evitar la generación de miles de residuos a diario.”

Alejandra Warren, directora ejecutiva de Plastic Free Future en los Estados Unidos, dijo: “En el Día Mundial del Reuso, es importante recordar que los sistemas de reutilización y recarga han sido parte del patrimonio cultural de muchas comunidades y durante muchas  generaciones, mientras que la cultura “conveniente” de materiales de uso único es relativamente nueva y evidentemente nociva. La industria del plástico ha creado una crisis planetaria que ahora afecta a todos los organismos vivos, a la vez que impacta desproporcionadamente a comunidades vulnerables. En los Estados Unidos, donde solo se recicla alrededor del 6 % de los desechos plásticos, a pesar de la fuerte presencia de corporaciones petroquímicas y productoras de plástico en el país, tenemos la tarea única de responsabilizar a los contaminadores de plástico y exigir sistemas de reutilización y recarga como el camino y la solución hacia un futuro sin plásticos”.

Natalie Fée, directora ejecutiva y fundadora de City to Sea, la organización del Reino Unido detrás del Día Mundial del Reuso, comentó: “Son los mismos productos plásticos producidos por las mismas grandes multinacionales los que continúan apareciendo en nuestras playas, contaminando nuestros ríos y ensuciando nuestros parques y calles en todo el mundo. Este Día Mundial del Reuso es una oportunidad para que estas grandes marcas pasen de un modelo de negocio de “gran contaminación” a “gran solución”. Al hacer que los envases reutilizables y recargables sean asequibles y accesibles, los grandes contaminadores como Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Unilever y Proctor and Gamble pueden desempeñar un papel importante en la lucha contra la contaminación plástica. Sabemos que el público quiere que las grandes marcas hagan más y este Día Mundial de la Recarga les hacemos un llamado para que escuchen a los consumidores y pongan sus palabras en acción”.

Coleen Salamat, activista de soluciones plásticas de EcoWaste Coalition en Filipinas, comentó: “La asombrosa cantidad de sobres y plásticos de un solo uso, en general, abruma no solo a nuestro medio ambiente sino también a las comunidades de recicladores y los pone en mayor riesgo de daños nocivos a causa de los productos químicos que provienen de este material. Necesitamos hacer la transición a sistemas de recarga y reutilizables mientras garantizamos una transición justa que respalde no solo la longevidad del medio ambiente sino también mejores condiciones de trabajo y de protección para nuestros trabajadores de desechos”.

Contactos:

America Latina: Camilla Aguilera, Camila@no-burn.org  

Para leer la carta abierta completa, haga clic aquí. Para descargar el paquete de medios para el Día Mundial del Reuso que incluye fotos, estadísticas y datos, citas adicionales, historias, imágenes y más, visite: https://bit.ly/WRDMediaPack2022

La Red Mexicana de Periodista Ambientales presenta la serie radiofónica Planeta plástico, una producción que se desarrolló con la colaboración del Movimiento “Libérate del plástico”. Esta serie busca presentar la problemática de la contaminación por residuos plásticos y algunas de las posibilidades individuales y colectivas para revertirla. La contaminación por plástico no es sólo el encontrarlo en las calles, en el mar o en los rellenos sanitarios, esto, es apenas la punta del iceberg, pues el plástico contamina en todas sus etapas, desde la extracción de su materia prima, su producción, transportación, uso y desecho, lo cual se debe, entre otros motivos, por las sustancias tóxicas que requiere para su elaboración. Pero esto, y muchos temas más, se estarán presentando en la siguiente producción de Planeta plástico.


Quienes integran la Red Mexicana de Periodistas Ambientales y el Movimiento Libérate del Plástico, Break Free From Plastic, esperan que disfrutes esta producción y que la información que se entrega sea un motivo de inspiración para iniciar sinergias en el núcleo familiar y en la sociedad en su conjunto, para un mejor futuro de las nuevas generaciones donde se caracterice por un mundo LIBRE DE PLÁSTICO.


Coordinación general: Fabián Carvallo Vargas.
Producción: Juana Meraz Sánchez.
Realización: Iván Primitivo González Romero.
Conducción: Juana Meraz Sánchez, Iván Primitivo González Romero y Fabián Carvallo Vargas.

Episodio 2

Episodio 1

La asamblea de Bierzo Aire Limpio ratifica sus denuncias: “No consentiremos un abuso de la Justicia con denuncias inventadas para intimidar a cientos de personas preocupadas por nuestra salud”. Es un caso claro de SLAPP: denuncia infundada y abusiva para silenciar las voces críticas ante sus delitos ecológicos.

Ponferrada, 10, V.- La multinacional Votorantim Cimentos —antes Cementos Cosmos— ha presentado una denuncia intimidatoria, claramente infundada (SLAPP), contra la ong Bierzo Aire Limpio, según denuncia en un comunicado la organización que desde hace más de quince años forma parte del movimiento ecologista berciano y lidera la lucha contra la incineración.

La denuncia —tramitada por el Juzgado de Instrucción nº 7 de Ponferrada— se refiere a hechos extemporáneos —abril 2017 y junio 2019— que ya han sido juzgados y archivados por la Audiencia Provincial de León, “por lo que Bierzo Aire Limpio considera que se trata de una denuncia falsa y abusiva con la única intención de amedrentarnos. La denuncia es un disparate, carece de sentido jurídico, pero sirve de amenaza y advertencia. Votorantim Cosmos nos quiere calladitos”.

“Ante esta agresión, Bierzo Aire Limpio pide la solidaridad del movimiento ecologista berciano y el apoyo activo del movimiento contra la incineración. Nuestra respuesta será contundente: estamos ante un intento de silenciar las voces críticas contra presuntos delitos ecológicos, pero Votorantim Cimentos debe saber que Bierzo Aire Limpio no se callará. Este es un caso claro de SLAPP, que hemos denunciado ante Civil Liberties Union for Europe (Liberties) y en el que pediremos el amparo de la Unión Europea”.

Bierzo Aire Limpio ha iniciado en migranodearena una campaña de crowdfunding para sufragar su defensa jurídica contra la denuncia falsa de Votorantim.

Finalmente, Bierzo Aire Limpio anuncia una amplia movilización: la asamblea de socios y socias —reunida en Ponferrada la semana pasada— acordó ratificar todas las denuncias presentadas por BAL contra Cementos Cosmos: funcionamos democráticamente; todas nuestras decisiones se someten a la asamblea; si Votorantim insiste, tendrá que denunciarnos a todos; no consentiremos un uso espúreo de la Justicia con denuncias inventadas para intimidar a cientos de personas preocupadas por nuestra salud.

“La amenaza para El Bierzo —concluyen los ecologistas— es Votorantim Cimentos, que pretende quemar ruedas y neumáticos contaminantes y cancerígenos; y la sociedad berciana debe saberlo. No traen riqueza, sino desgracia”.

Más información:

Alexandro Cardoso

As histórias articulam nossas imagética, como processos que acompanham o nosso viver. Aprendi que as imagens nos contam e nos escondem coisas, que as fotos etnográficas são carregadas de outras histórias as quais suscitam nossa memória e fazem com que possamos compreender, como códigos decodificados – que ajudam a desvendar fatos do presente e do passado, bem como planejar melhor nosso futuro, melhorando e muito, as nossas vidas. 

Alex Cardoso.

As histórias são carregadas de imagens e é sobre isso que contarei neste pequeno texto, trazendo os bastidores de como acabei recebendo uma menção honrosa no I Concurso Internacional de Fotografia Etnográfica – UrbanAct, realizado pela Universidade de Coimbra, Portugal. É com muito prazer que compartilho com vocês este pequeno texto, junto com as imagens vencedoras.

Recebi da colega Cristiane Miglioranza, colega das sociais – assim nos chamamos os estudantes do curso de ciências sociais na Universidade Federal do Rio Grande do Sul (UFRGS) – uma mensagem pelo WhatsApp contendo as seguintes palavras “Achei a tua cara!” e logo abaixo, na mesma mensagem, um link com informações sobre o I Concurso Internacional de Fotografia Etnográfica – UrbanAct, publicado na página do Programa de Pós-graduação em Antropologia Social da UFRGS, o qual eu faço parte como estudante de mestrado. 

Eu sou catador de materiais recicláveis desde a infância, estudei na minha juventude apenas até a quinta série do ensino fundamental, voltando a ser estudante depois de vinte anos, algo tão importante e significativo, que acabei escrevendo um livro, intitulado Do Lixo A bixo: A cultura dos estudos e o tripé de sustentação da vida, que aborda principalmente minha infância e a relação/importância dos estudos para a transformação social, num relato categorizado como uma forte etnografia performática, o qual já passa de mil exemplares comercializados.

Para mim, não haveria uma coisa tão importante a ser estudada, quanto as relações sociais e econômicas que invisibilizam minha categoria, e os processos exploratórios e predatórios que desvalorizam nosso trabalho nos empurrando para a exclusão social e econômica, tão completa porque não aceitamos quietos e nos organizamos em movimento para trabalhar e lutar pela reciclagem com valorização e reconhecimento do nosso trabalho. 

Voltando a nossa história, abaixo ainda, na mensagem da Cristiane, vinha estas palavras: “prêmio em euro!”, claro que sabendo que eu iria, com toda certeza abrir o conteúdo do link, o qual dizia:

O Concurso Internacional de Fotografia Etnográfica “UrbanAct. Imagens de Ação e Ativismo Ambiental na Cidade” recebe inscrições de trabalhos até 15 de abril de 2022. Serão aceitas submissões de fotografias etnográficas capazes de capturar tensões e desafios ambientais enfrentados pelas cidades no século XXI. As fotografias submetidas devem se focar em temas de ação e ativismo ambiental na cidade e devem ser acompanhadas por uma pequena peça reflexiva com menos de 200 palavras, discutindo o que está a ser ilustrado ou, talvez, escondido nas imagens. (PPGAS, 2022)

E mais abaixo, no texto publicado no site, evidenciava o que estavam solicitando como trabalhos artísticos enquadrados como “fotos etnográficas”: 

Procuramos ensaios fotográficos que documentem visões contemporâneas de transformação espacial urbana, no contexto de formas emergentes de ação e ativismo ambiental. Os ensaios fotográficos podem se focar em tópicos tão diferentes como greves climáticas e outras formas de protesto climático, novos modelos de planeamento urbano e arquitetura que reivindicam uma cultura de construção descarbonizada, ou mesmo movimentos de base de ocupação e esverdeamento de espaços urbanos”, explica Gonçalo D. Santos, professor auxiliar de Antropologia Social-Cultural da Universidade de Coimbra. (PPGAS, 2022)

Rapidamente compreendi o que estava sendo solicitando, e isso me levou a uma disciplina, a qual foi lecionada pela Professora do nosso Departamento de Antropologia, Fabiene Gama, disciplina pesquisa qualitativa, onde Fabiene, como especialista em imagens etnográficas, nos mostrava como podíamos perceber várias histórias que se escondiam ou se revelavam nas fotos estudadas, fato que fez com que eu pudesse compreender melhor a força que as imagens tem e que estas fazem histórias e vice versa. Para conclusão desta disciplina, a professora solicitou-me um trabalho em que eu pudesse contar, ou incentivar o imaginário de quem pudesse estar olhando, fotos etnográficas, logo, me levou a fotografar minhas colegas de trabalho.

Pela familiaridade que tenho, foram rápidas as fotos e as poses, sendo de imediata aceitas pelas minhas colegas de profissão, onde eu informava que as fotos seriam internas, apenas para um trabalho da faculdade, sem jamais imaginar que pudessem ser vistas por outras pessoas além da minha professora e quem dera, serem fotos vencedoras de um concurso internacional. Ganhei nota A por este trabalho.

Assim, retornei a pasta com meus trabalhos, abri este em específico, informei as gurias sobre este concurso e elas concordaram que eu pudesse encaminhar as fotos, rapidamente escrevi o texto com duzentos caracteres, solicitados pelo concurso, e encaminhei por e-mail o trabalho junto com as fotografias. Foram menos de trinta minutos para fazer todo o processo escrever o texto. No outro dia, recebi a confirmação de recebimento do trabalho, o qual estava em acordo com o concurso. Fiquei feliz.

Encaminhei o trabalho para minha colega Cristiane olhar, ela ficou feliz e respondeu: “ficou ótimo” se referindo a qualidade do trabalho.  Passou alguns dias e recebi um e-mail, com texto em inglês:

“After a long discussion that reflected the high quality of the submissions, the jury decided to award an honourable mention to your submission: Alex Cardoso “Catadoras e Ressignificação de Resíduos”. We were all impressed by the imaginative composition of your photographs and their capacity to invite viewers to extend existing notions of environmental action. This was a tough call. The quality of the submissions was so impressive overall that we felt compelled to award an honorable mention to three other submissions because we all agreed that they were all equally impressive.”

A mensagem informa que meu trabalho havia sido premiado com menção honrosa, informação que me deixou completamente feliz e imediatamente compartilhei com Cristiane, esta logo de imediato, transformou a informação em notícia no site do PPGAS trazendo as informações da boa nova, sobre o catador e colega parte do programa de pós-graduação, que acabará de vencer um concurso internacional, recebendo menção honrosa. 

Encaminhei mensagem ao programa solicitando apoio para deslocamento e hospedagem em Lisboa, afim de receber presencialmente essa preciosa recompensa ao trabalho da nossa categoria e a minha articulação entre escrita e imagens, com a participação especial das mulheres catadoras da ASCAT. Entretanto tive como resposta: 

“Parabéns, novamente, pela premiação. No entanto, e infelizmente, não temos como apoiar a ida neste momento, porque a CAPES ainda não liberou o recurso financeiro de 2022, de modo que o PPG está sem dinheiro ainda” fruto ainda do descaso do governo Bolsonaro com a ciência, com a pesquisa e de uma maneira geral com a educação como um todo.

Articulei então, com duas amigas, ambas residentes em Portugal, para que pudessem estar presentes nesta importante atividade, Luciana Freitas, uma pessoa importante na minha vida, ex-moradora da cidade do Rio de Janeiro, a qual trabalhava comigo na CBF onde fazíamos a gestão dos resíduos nos estádios durante os jogos da seleção brasileira, logo passávamos muitos dias juntos visitando e formando os catadores nas cidades dos jogos, discutindo com clubes gestores dos estádios, gestores municipais e outros parceiros nestes arranjos que fazíamos e Karina, uma pesquisadora e estudante de doutorado na Universidade de Coimbra, nos conhecemos a mais de 10 anos, estivemos em muitos locais juntos, eventos, encontros com o estado, formação de catadores, viajamos juntos com mochila nas costas, portanto uma pessoa muito querida por mim e por outros catadores do Brasil.

Ambas aceitaram de imediato estarem presentes, me parabenizando e lamentando a minha não presença física no evento, fato ao qual colocamos na conta do Bolsonaro, o qual faz histórias como estas – da não presença – por falta de comprometimento com a educação e seus processos. Lamentamos muito, mas isso não deixou de tirar o brilho deste momento importante o qual evidencia a importância do trabalho das catadoras e o meu, como catador e estudante, dando luz a parti das imagens etnográficas, um contexto imenso de invisibilidades, altos investimentos na iniciativa privada, falta de materiais recicláveis e alimentos para as catadoras, num momento absurdo de sobrevivência em meio a uma pandemia que consumiu mais de meio milhão de vidas brasileiras.

Enfim, este relato é para que possamos acreditar no impossível, a esperançar dentro daquilo que Paulo Freire nos conta em sua poesia: “Esperançar. É preciso ter esperança do verbo esperançar; Porque tem gente que tem esperança do verbo esperar; E esperança do verbo esperar não é esperança, é espera. Esperançar é se levantar; Esperançar é ir atrás; Esperançar é não desistir!; Esperançar é levar adiante; Esperançar é juntar-se com outros para fazer de outro jeito” – Paulo Freire.

Segue abaixo o texto e as fotografias etnográficas na integra, como trabalho submetido e premiado neste concurso:

Nome artístico: @alexcatador

Título: Catadoras e a ressignificação dos resíduos

Ano: 2021

“Os resíduos são um grande problema ambiental, econômico e humanitário. No Brasil, conforme a Confederação Nacional dos Municípios (2022), 3.313 municípios encaminham seus resíduos para lixões, a Organização das Nações Unidas (2022) informa que bilhões de toneladas de resíduos param nos mares, bilhões de reais são gastos em gerenciamento. A reciclagem tem o índice de 03%. A prefeitura de Porto Alegre paga para empresas privadas mensalmente R$ 4.233.109,29 coleta, R$ 1.783.678,21 transporte, R$ 3.084.052,42 aterro, R$ 899.213,37 coleta seletiva (CARDOSO. 2022), uma mistura que faz faltar resíduos para as catadoras reciclar. A Cooperativa ASCAT recebe apenas R$ 5.158,84 para separar resíduos. A reciclagem gera trabalho, renda e proteção ambiental, entretanto é desvalorizada. Catadoras ressignificam resíduos transformando em vida e deveriam ser valorizadas.”

Catadora Pamela Simone – A catadora e os resíduos: A partir das mãos das catadoras e catadores, os resíduos deixam de ser grandes problemas ambientais, econômicos e sociais torna-se em matéria prima encaminhada para a reciclagem.
Catadora Sandra Rodrigues – A Catadora e a ressignificação dos resíduos: Resíduos deixam de ser problemas, perdem suas características ligadas ao feio, sujo, desperdício econômico, poluidor ambiental e passam a ser belo, limpo, gerador de renda, inclusão social e proteção ambiental 

Por fim, agradeço ao conjunto de mulheres e homens, colegas de trabalho e de escola que contribuíram neste importante trabalho, fruto exclusivamente da conquista coletiva, formado as várias mãos e ideias de quem lecionou, aprendeu e compartilhou conhecimentos. Fica a grande lição de Paulo Freire de esperançar e a minha de compreender e compartilhar. Abraços do @alexcatador.

Catadoras Miriam Moraes e Melânia Menezes – A gestão de resíduos do desperdício: Em Porto Alegre milhares de reais são investidos nas empresas privadas para coletar, transportar e aterrar resíduos, desvalorizando a reciclagem, deixando as catadoras sem trabalho, sem renda, sem alimentos. 
Referências:

CARDOSO, A. O eu catador: reciclando humanidades, ressignificando resíduos e compartilhando a cultura social da reciclagem. Disponível em: <https://www.lume.ufrgs.br/handle/10183/236502> Acesso em 11 abr 2022.

CNM. Observatório dos Lixões. Disponível em: <http://www.lixoes.cnm.org.br/> Acesso em: 11 abr 2022.

ONU. Poluição plástica. Disponível em: <https://news.un.org/pt/tags/poluicao-plastica#:~:text=Em%20Dia%20Mundial%20dos%20Oceanos,BR&text=Atualmente%2C%2013%20milh%C3%B5es%20de%20toneladas,carbono%20produzido%20pelos%20seres%20humanos.> Acesso: 11 abr 2022.

El 5 y 6 de mayo se desarrolló el IV Encuentro Nacional Basura Cero Ecuador, un evento que tuvo por objetivo aportar al diseño de estrategias y acciones para avanzar hacia el manejo sostenible de los residuos, la implementación de modelos basura cero y el desarrollo de mejores legislaciones en Ecuador. El evento fue organizado por la Alianza Cero Ecuador y  reunió a activistas, representantes del sector público, organizaciones sin fines de lucro, colectivos ambientales, recicladores de base, representantes de la sociedad civil y de la academia. 

Alejandra Parra, Asesora asesora en basura cero y plásticos de GAIA.

El primer día, en un encuentro abierto al público, hubo ponencias sobre comercio internacional de residuos, el desarrollo del primer censo nacional de recicladores, legislación ambiental y la situación de los residuos en Ecuador. Alejandra Parra, asesora en basura cero y plásticos de GAIA, presentó detalles sobre basura cero en Latinoamérica, el potencial que tiene implementar sistemas basura cero y algunas experiencias relacionadas, además de las amenazas de las falsas soluciones que se intentan introducir en nuestro continente como la incineración, pirólisis, gasificación, y los tradicionales rellenos sanitarios. Luego, en otra sesión,  Alejandra presentó más detalles sobre las falsas soluciones relacionadas a la incineración, sus riesgos para la salud de las personas y el ambiente, y cómo se está alimentando un sistema de producción lineal que daña los territorios en toda su cadena, desde la extracción de materia prima hasta cuando los productos de consumo masivo se transforman en basura y se disponen en rellenos sanitarios, vertederos o peor aún, se considera incinerarlos antes de encontrar soluciones desde la base del problema.

La segunda jornada fue un encuentro interno de organizaciones y comunidades miembros de la Alianza Basura Cero Ecuador, y se desarrollaron tres mesas de trabajo: manejo de residuos orgánicos, reciclaje de base y zonas de sacrificio. En la mesa de reciclaje, los aportes de las representantes de GAIA se centraron en la crisis del plástico, presentándole a dirigentes de recicladores de base detalles sobre la crisis ambiental producto del ciclo de vida completo de los plásticos, desde la extracción de los hidrocarburos para su producción, pasando por la fabricación y adición de sustancias tóxicas, el consumo y la disposición final; la sobreproducción de plásticos y los riesgos a la salud de las personas producto de los aditivos tóxicos que contienen; las falsas soluciones como la incineración WTE, reciclaje químico, plástico carbono neutral, ecoladrillos, madera plástica y bacterias que comen plástico; y el acuerdo mundial para redactar un tratado global que regule el ciclo de vida completo de los plásticos. 

Finalmente, se conformó un comité consultivo para apoyar a la coordinación ejecutiva de la Alianza, integrada por representantes de las cuatro líneas principales de trabajo: recicladores de base, territorios en sacrificio, manejo de residuos orgánicos y coprocesamiento. Asimismo, este nuevo encuentro permitió consolidar el trabajo de la Alianza Basura Cero Ecuador que se formó un poco antes de la pandemia, reafirmando la necesidad y ganas de unir esfuerzos para abordar temas relacionados a residuos en Ecuador, desde las soluciones generadas por las comunidades y organizaciones.

Más información

Ponencias disponibles en: https://fb.watch/d4R86bkcDU/

Recorrida de recolección de reciclables junto a cartoneros de la cooperativa el amanecer de los cartoneros, en Palermo, Buenos Aires

Se podría decir que en la escuela de los residuos, el reciclaje ha sido el alumno bueno de la clase, el ordenado, al que todos les simpatiza, el que nunca se ausenta, al que invitan a participar en todos los actos oficiales, y por supuesto, del que se espera que tenga un futuro próspero y llegue lejos.  Pero para que el favorito de la clase logre lo que se espera de él y desarrolle sus aptitudes, necesita integrar nuevas herramientas, colaboración y sobre todo, necesita ser tomado en serio, de lo contrario, el reciclaje no será más que una eterna promesa de éxito que nunca alcanzará sus objetivos. 

Se espera mucho del reciclaje – demasiado-, y cómo no, si tiene tan buena fama que hasta la industria petrolera y las grandes corporaciones que no dejan de producir residuos de un solo uso lo han utilizado como herramienta de marketing para hacernos creer que es el reciclaje la estrategia que resolverá la crisis de los residuos y no las medidas que deben tomar los gobiernos y productores como la reducción de envases, el rediseño para asegurar una verdadera reciclabilidad y que la solución es más bien un esfuerzo colectivo, que implica dejar de hacer algo que sin duda las corporaciones no están dispuestas a dejarnos hacer, ni los tomadores de decisión la voluntad política: cambiar las formas de producción y los hábitos de consumo

Podemos hablar de algunos logros en materia de reciclaje. Aunque es urgente una estrategia de reducción en la generación de todos los tipos de residuos, continuará siendo parte importante de los sistemas de gestión de los residuos el reciclaje del papel y cartón, de la chatarra y del aluminio, sobre todo gracias al trabajo de las y los recicladores de base; en cuanto a los envases plásticos, ha sido una de las grandes piedras en el zapato pues ninguna estrategia de reciclaje podrá cubrir los niveles de generación de los plásticos, y la creciente toxicidad de éstos seguirá implicando un riesgo para la salud de los recicladores. 

Que el reciclaje no logre solucionar todo lo que se espera, no significa que sea un fracaso. Una acción que despierta un alto sentido de compromiso de la ciudadanía y que representa la fuente de ingreso de millones de recicladores no puede ser reducida a un mito o una estrategia de greenwashing de las corporaciones. Para que el reciclaje funcione como esperamos es fundamental reflexionar sobre las responsabilidades compartidas, exigir su parte a cada involucrado, y que el tema se tome en serio porque si el reciclaje se tomara en serio: 

  • Los recicladores recibirían pago por el servicio que entregan mediante la inclusión y reconocimiento de los recicladores como actores legítimos y legales en el manejo de los residuos.
Inclusión de recicladores de base en los programas de Basura Cero

En América Latina se calcula que 4 millones de personas trabajan en la recolección y procesamiento de materiales reciclables. La región cuenta hoy con muchas experiencias de inclusión de las y los recicladores en los programas municipales de reciclaje, pero muchos más necesitan el reconocimiento y pago por su trabajo.

  • Los países ricos no exportarían su basura a países más pobres y reciclarían los residuos dentro de sus límites. 
La basura plástica llegó a América Latina

Según la base de datos de libre comercio internacional de Estados Unidos, USA Trade Online, entre enero y agosto de 2020 llegaron 44.173 toneladas de desechos plásticos procedentes de Estados Unidos a 15 países latinoamericanos. Eso significó el envío de aproximadamente 35 contenedores diarios a la región con estos materiales.

  • La crisis de los residuos se abordaría con un enfoque orientado a la reducción desde la base del problema, y no con falsas soluciones como la incineración, pirólisis, el reciclaje químico, cero neto o incineración en hornos de cemento. 
Las falsas soluciones a la crisis de la contaminación por plástico

Debido a la urgencia para resolver la crisis de los plásticos, la industria promueve falsas soluciones que pretenden hacer más negocios con la contaminación usando los plásticos descartados como materia prima para alimentar otros procesos industriales. Por lo general, estos sistemas generan más contaminación y no abordan las causas del problema, como son: el mal diseño y la sobreproducción.

  • El sector productor de residuos se haría responsable del impacto de los residuos que genera. Se establecerían políticas y programas para eliminar la producción de envases tóxicos y de un solo uso.
Residuos sólidos y Responsabilidad Extendida del Productor

Es imprescindible contar con métricas que evalúen los impactos del proceso productivo en su totalidad para garantizar un uso responsable de los recursos naturales de acuerdo a la capacidad de carga y de regeneración del planeta. Es decir, instaurar una lógica donde “quien contamina, paga”, en la que las empresas con potencial de contaminación asuman los costos de prevención de contaminación, y las empresas contaminantes costeen la reparación.

¿Qué dicen nuestros miembros y aliados?

Del 21 al 23 de abril, Ciudad de Panamá recibió a representantes de agrupaciones de recicladores de 15 países que, después de estos años de pandemia, volvieron a reunirse en persona en una nueva Asamblea de la Red de recicladores de América Latina y el Caribe. La reunión tuvo por objetivo centrarse en la profesionalización de los recicladores y contó con una nutrida agenda, en la que se desarrollaron una marcha por el Día de la Tierra, talleres formativos y la elección de las nuevas secretarías. 

El movimiento reciclador en Panamá

Que Ciudad de Panamá fuera la sede de la asamblea no es una situación al azar. Hoy, la gestión de residuos en el país y el medio de subsistencia de los aproximadamente 2.000 recicladores está en crisis. Los lugares de recuperación de residuos de los recicladores se concentran principalmente en la capital, y el trabajo se desarrolla en vertederos a cielo abierto, con sus consecuentes riesgos y duras condiciones de trabajo. Esta situación de riesgo genera también diferencias en el patrón de género que se acostumbra ver en las agrupaciones de recicladores en nuestra región que están integradas principalmente por mujeres: en el caso de Panamá, el trabajo en vertederos realizado por mujeres recicladoras representa tan solo un 25% del total  (Farnum y Kelly, 2018).

El problema de gestión de residuos sólidos en Panamá pasa también por los altos niveles de generación de residuos per càpita. Se estima que a diario se producen 1,2 kg diarios de residuos por persona, de los cuales más del 90% se entierra, por eso, aún habiendo acuerdo en que no es la situación ideal, lo cierto es que el trabajo en vertederos a cielo abierto no solo representa una fuente concreta de sustento para miles de familias panameñas, sino que también es la forma más importante de recuperación de residuos sólidos del país, y esto debe ser reconocido. A pesar de esto, las y los recicladores que trabajan en los 62 vertederos a cielo abierto sufren constantemente la amenaza del desalojo, tal como ocurre en Cerro Patacón, el relleno sanitario más grande de Panamá, que luego de la privatización pasó de tener una galera para el reciclaje con 1.300 recicladores a tan solo 80, poniendo en riesgo el sustento de sus familias y el deterioro del ya precario sistema de recuperación de material reciclable. 

Ante esta situación, la Asociación Nacional de Recicladores de Panamá fue la sede perfecta para desarrollar la Asamblea internacional de la RedLacre, en la que las agrupaciones de recicladores locales se nutrieron de la experiencia de sus compañeros, y en el Día de la Tierra se realizó una marcha hasta la Asamblea Legislativa Nacional donde se entregó a los parlamentarios un documento con la situación actual de los recicladores y sus demandas que incluyen acceso a los residuos, inclusión, reconocimiento y pago por servicio, entre otros. 

Si bien se vislumbran algunas posibilidades de avance en materia de inclusión con la implementación de normativa REP y el Plan Municipal de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PMGIRS) redactado en 2015 y que busca promover una gestión de residuos más sostenible al año 2035, en la primera parte de los componentes y objetivos del programa señala que en el componente de economía de mercado “se incluiría a la población más vulnerable” y que “se impulsará un mercado basado en el aprovechamiento de residuos con énfasis en la población vulnerable”, apareciendo explícitamente el término “recolector de base” sólo en los objetivos específicos y entre otros actores que entrarían como negocios basados en el aprovechamiento de residuos.

Taller “La crisis del plástico”

Los talleres de capacitación cubrieron temas como Derechos Humanos, cierre de vertederos, Ley REP, economía circular, normativas y la contaminación por plásticos. GAIA estuvo a cargo de desarrollar el taller relacionado con la crisis del plástico, y para ello se trabajó con cuatro cartillas temáticas: 1) Ciclo de vida, 2) Falsas soluciones, 3) Tratado global UNEA y 4) Producción y aditivos. Luego de una presentación donde se entregaron detalles de cada cartilla, los recicladores trabajaron en grupo para discutir en conjunto sobre la importancia de estos temas para su trabajo y desarrollo organizacional, y a través de un vocero señalaron sus conclusiones y los puntos que consideraron fundamentales para compartir con sus agrupaciones.

En la mayoría de los grupos se destacó la preocupación relativa a los daños a la salud que les puede generar trabajar con plásticos tóxicos y su manejo inapropiado, la necesidad de asegurar la reciclabilidad de los materiales a través de mejores diseños y no mediante la generación de más residuos y  finalmente, cómo la integración de los recicladores en el Tratado de plásticos de la UNEA sirve de inspiración para las agrupaciones en formación y que el espacio que han logrado deben usarlo y aprovecharlo al máximo.

Galería de imágenes

Como organizaciones que se ocupan del cambio climático en todo el mundo, exhortamos a la Iniciativa de Bonos Climáticos a adoptar un nuevo enfoque para los bonos climáticos de los hornos de cemento. En lugar de promover la quema de residuos y otras adaptaciones ineficaces que no lograrán reducir la tremenda huella climática de la industria del cemento, pedimos a la Iniciativa de Bonos Climáticos que utilice su influencia para desarrollar normas para materiales y enfoques de construcción innovadores, libres de tóxicos y bajos en carbono, como alternativa al cemento.

Por desgracia, la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI) ha propuesto criterios financieros climáticos para la industria del cemento que fomentan la quema de residuos municipales, incluido el plástico, en los hornos de cemento como combustible alternativo. Sin embargo, una sustitución de combustibles no resolverá la amenaza que representa la industria del cemento: al menos la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria del cemento proceden de la piedra caliza cuando se calienta para formar el pegamento que mantiene unido el hormigón. La quema de residuos municipales como combustible, simplemente no logrará las reducciones de GEI necesarias para este sector. 

El impacto climático de la producción de cemento es asombroso: El 8% del dióxido de carbono del mundo procede de la producción de cemento. Como se describe en el nuevo informe del IPCC, “el cemento y el hormigón se utilizan actualmente en exceso porque son baratos, duraderos y omnipresentes, y las decisiones sobre su consumo no suelen tener en cuenta sus emisiones de producción.” Al mismo tiempo, el nuevo informe del IPCC ha advertido de forma funesta que “el coste humano del cambio climático es inequívoco y creciente”. Si nos tomamos en serio la reducción de la huella de gases de efecto invernadero de la industria del cemento, debemos explorar urgentemente todas las alternativas de construcción con bajas emisiones de carbono disponibles para el cemento.  De lo contrario, el cemento seguirá siendo uno de los mayores contribuyentes industriales de gases de efecto invernadero. 

El planteamiento de certificar la quema de residuos (especialmente los residuos plásticos) en los hornos de cemento sólo desviará al sector de la construcción de la transformación crítica hacia un material de construcción bajo en carbono:

  1. La quema generalizada de residuos en los hornos de cemento reemplazaría una forma de combustible fósil por otra. El plástico es un componente clave del flujo de residuos que la industria del cemento pretende quemar, y el 99% del plástico se fabrica con combustibles fósiles. Es esencial tener en cuenta la huella de carbono del plástico procedente de su extracción, producción y quema: “Para 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del plástico podrían alcanzar más de 56 gigatoneladas — 10-13% de todo el presupuesto de carbono restante.” Además, al igual que el carbón que hay que extraer y transportar al horno, la energía utilizada para producir y procesar los residuos es tremenda. 
  2. La quema generalizada de residuos en los hornos de cemento crearía un “efecto de bloqueo” para la generación de residuos en sí misma, afectando así a los objetivos globales de reducción de residuos y a los objetivos de descarbonización profunda. La dependencia de la industria del cemento en la quema de residuos como modelo de negocio creará una demanda constante de residuos y, por lo tanto, fijará una economía derrochadora (y la huella climática que conlleva). El uso generalizado de residuos para alimentar los hornos de cemento perpetuaría la producción de plástico y la consiguiente contaminación climática. Además, el abastecimiento de residuos es un modelo de negocio injusto para los gobiernos. Aunque los aspectos económicos varían, es probable que los gobiernos tengan que conceder subvenciones o pagos por producir o utilizar combustibles derivados de residuos.
  3. La quema de residuos genera una contaminación tóxica con graves impactos para la salud pública y el medio ambiente de las comunidades más vulnerables, en un claro agravamiento de la injusticia climática. Desde las comunidades de Camerún,  India, Brasil,  Eslovenia, y México, hasta las exportaciones de residuos plásticos australianos destinados a la quema en Indonesia,  las comunidades de todo el mundo han documentado amplias amenazas de contaminación por la quema de residuos en los hornos de cemento. Las fábricas de cemento no disponen de medios para filtrar los metales pesados volátiles (mercurio, talio, cadmio, etc.) presentes en los residuos, ni los contaminantes orgánicos persistentes (COP) como las dioxinas y los furanos (PCDD/PCDF), que son tóxicos y persistentes en el medio ambiente, recorriendo largas distancias y acumulándose en la cadena alimentaria.

Por todas estas razones, exhortamos a la Iniciativa del Bono Climático a adoptar un nuevo enfoque para la industria del cemento.  El cambio masivo hacia materiales de construcción con bajas emisiones de carbono es un camino crucial para acabar con la desastrosa huella de carbono de la industria del cemento.

Signed:

Organizations:

12 Pueblos Originarios de Tecámac 

350 Pilipinas

Abibinsroma Foundation

Alaska Community Action on Toxics

Aliansi Zero Waste Indonesia

All India Kabadi Mazdoor Mahasangh (AIKMM)

All Our Energy

Alliance for Zero Waste Indonesia

Amigos de la Tierra

Animals Are Sentient Beings Inc

Aotearoa Plastic Pollution Alliance (APPA)

ASD-Bangladesh

Association Nigérienne des Scouts de l’Environnement (ANSEN)

Bali Waste Platform

Ban SUP

BAN Toxics

Barranquilla+20

Bay Area – System Change not Climate Change

Beyond Extreme Energy

Beyond Plastics

Bio Vision Africa (BiVA)

BIOS

Blue Dalian

Bye Bye Plastic Bags

Californians Against Waste

CAMINANDO POR LA JUSTICIA ATITALAQUÍA

Caminando por la justicia Atitalaquia 

Carbon Market Watch

Censat Agua Viva – Amigos de la Tierra Colombia

Centre de Recherche et d’Education pour le Développement

Changing Markets Foundation

Citizen Consumer and Civic Action Group (CAG)

Citizens’ Environmental Coalition

Clean Air Action Network of Glens Falls

Clean Air Coalition of Greater Ravena-Coeymans

CleanAirNow

Climate Action for Lifelong Learners (CALL)

Colectivo Ecologista Jalisco, A.C.

Colectivo Región Tolteca

Colectivo VientoSur

Colectivo Voces Ecológicas COVEC

COMITE PRO UNO

Consumers’ Association of Penang

CUMA MEXICO 

Deer Park Institute

Dibeen for Environmental Development

Dovesdale Action Group

Downwinders at Risk

Earth Ethics, Inc

Eco Sitio

Ecology Center

ECORE

ECOTON

Ecowaste Coalition of the Philippines

Eko krog

Ekologi brez meja

Environics Trust

Environment and Social Development Organization

Environmental Defence Canada

Environmental Education Center (PPLH Bali)

Environmental Protection Society Malaysia

Extinction Rebellion San Francisco Bay Area

Florida Rising

Food Empowerment Project

Frente de Comunidades Unidas de Tizayuca 

FreshWater Accountability Project

Friends of the Earth U.S.

Friends Of The Earth Slovakia

fundacion Aguaclara

Fundación Apaztle

Fundación El Árbol

fundación Lenga

Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM)

GAIA/BFFP

Gallifrey Foundation

Gita Pertiwi

Grassroots Environmental Education

GREEN AFRICA YOUTH ORGANIZATION

Green Knowledge Foundation

Greenaction for Health and Environmental Justice

Greenpeace USA

GreenRoots, Inc

Grey Nuns of the Sacred Heart

Grupo Atotonilli

Health Care Without Harm

Health Care Without Harm Southeast Asia

Health Environment and Climate Action Foundation (HECAF360)

HECAF 360

Humusz Szövetség

Indonesian Center for Environmental Law

Inland Ocean Coalition

Institute for Local Self-Reliance

Instituto ATEMIS Brasil

Instituto Pólis 

International Rivers

Kagad Kach Parta Kashtakari Panchayat

Khanchendzonga Conservation Committee KCC

Korea Zero Waste Movement Network

KRuHA – people’s coalition for the right to water

LIDECS

Living Laudato Si’ Philippines

Locust Point Community Garden

Long Island Progressive Coalition

M H K Electrical

Mcag

Methane Action

Midlothian Breathe

Montana Environmental Information Center

Mother Earth Foundation Philippines

MoveOn.org Hoboken

Nagrik Chetna Manch

Nexus3 Foundation

NGO Forum on ADB

Noarc21

North american Climate, Conservation and Environment(NACCE)

North Range Concerned Citizens

Núcleo Alter-Nativas de Produção da Universidade Federal de Minas Gerais

Pakistan Fisherfolk Forum

Pan African Vision for the Environment (PAVE)

Pelican foundation

Physicians for Social Responsibility Pennsylvania

Plastic Pollution Coalition

Plataforma antiincineracion de Montcada I Reixac 

Pragya Seeds Nepal

Progressive Leadership Alliance of Nevada

PROSALUD APAXCO

RAPAL Uruguay

Red de Acción por los Derechos Ambientales RADA

Red Regional de Sistemas Comunitarios y Comités por la Defensa del Agua ( la Escuelita del Agua) .

Réseau Action Climat

Revista Brújula MX

Sahabat Alam Malaysia (Friends of the Earth Malaysia)

Sahabat Laut (Friends of the Sea)

Sistema de Agua Potable de Tecámac Estado de México, AC?

Sisters of St. Dominic of Blauvelt, New York

Society for Wetland Biodiversity Conservation Nepal

Solar Wind Works

South Durban Community Environmental Alliance

Stree Mukti Sanghatana

Sunflower Alliance

Sustainable Environment Development Initiative

Sustainable Thornton Heath

SWaCH

Taller Ecologista

Terra Advocati

The Corner House

The Indonesia Plastic Bag Diet Movement – Gerakan Indonesia Diet Kantong Plastik

The Last Beach Cleanup

The Last Plastic Straw

The People’s Justice Council

Trash Hero Indonesia

Turtle Island Restoration Network

United Kingdom Without Incineration Network (UKWIN)

Valley Watch, Inc.

VšĮ “Žiedinė ekonomika”

Wahana Lingkungan Hidup Indonesia (WALHI) / Friends of the Earth Indonesia

WALHI Jawa Barat

WALHI North Sumatra

Waterway Advocates

West Berkeley Alliance for Clean Air and Safe Jobs

Westchester Allliance for Sustainable Solutions

Woman And Child Development Organization (APARAJITA)

WomanHealth Philippines

Work on Waste USA (AEHSP)

Yaksa Pelestari Bumi Berkelanjutan (YPBB)

Za Zemiata – Friends of the Earth Bulgaria

ZERO – Associação Sistema Terrestre Sustentável

Zero Waste Association of South Africa

Zero Waste Europe

Zero Waste France

Zero Waste Ithaca

Zero Waste Latvija

Zero Waste Montenegro

Zero Waste North West

Zero Waste USA

Zero Waste Washington

Individuals:

Alida Naufalia, YPBB

Ann Fahey

Babet de Groot, University of Sydney

Carole Shorney

Chitra Agarwal

Christine Primomo, Clean Air Coalition of Greater Ravena Coeymans

Claudia Marquez

Colin Vettier

Consuelo Infante

Desmond Alugnoa, Green Africa Youth Organization

Dr. Katie Conlon

Edward Swayze, TC Democratic Committee, Zero Waste Ithaca

Héctor Cordero

Ian Morris, Sustainable Thornton Heath

Jane Leggett, Stop the Edmonton Incinerator

Jean Ross, Vote Climate

John alder, build back better

Jorge Daniel Hernandez

José Arquimidez Aguilar Rodríguez

Karl Held, The Climate Mobilization, Montgomery County MD Chapter

Laura Haider, Fresnans Against Fracking

Lauriane Veillard, Zero Waste Europe

Lisa Ross, Zero Waste Columbia

Louise Krzan

Maeve Tomlinson

Maeve Tomlinson

Mai The Toan, Institute of Strategy and Policy on Natural Resources and Environment

Marco Ramirez navarro

María Merced  González

Marie Hallwirth, Zero Waste Austria

Maritza mendoza, GreenLatinos

Mark Webb

Martin Franklin

Melly Amalia, Yaksa Pelestari Bumi Berkelanjutan (YPBB)

Moniva Rosas

Navin Rao, Birla Institute of Management Technology

Parus Shah

Patrice Gallagher, Frederick Zero Waste Alliance

Paty Gonzalez

Prashant Vaze , Senior Fellow of Climate Bonds Initiative

Prerana Dangol, HECAF 360

Pushpan Murugiah

René Romero

Riikka Yliluoma, Climate Strategies Lab

Rosi Martínez

Sangeetha Pradeep, Thanal

Sher Zaman, Democratic Commission for Human Development

Shrawasti Karmacharya, HECAF360

Shyamala Mani, Public Health Foundation of India and National Institute of Urba

Sikshu Dewan Sikshu ESPAY

Sister Joan Agro, Sisters of St. Dominic of Blauvelt, New York

Sophia Mahoney-Rohrl, Sunrise Bay Area

Souleymane OUATTARA, Climate Action Network West and Central Africa

STEPHANIE SUSSMAN, Zero Waste Columbia

Susan Park, University of Sydney

Suzannah Glidden, Stop the Algonquin Pipeline Expansion (SAPE)

Sydney Charles

Xuan Quach, Vietnam Zero Waste Alliance

~ENDNOTES~
[1] NRDC (2022), Cut Carbon and Toxic Pollution, Make Cement Clean and Green, https://www.nrdc.org/experts/sasha-stashwick/cut-carbon-and-toxic-pollution-make-cement-clean-and-green
[2] BBC (2018), Climate change: The massive CO2 emitter you may not know about, https://www.bbc.com/news/science-environment-46455844
[3] IPCC (2022), Sixth Assessment Report, Chapter 11 – Industry, p 7, https://report.ipcc.ch/ar6wg3/pdf/IPCC_AR6_WGIII_FinalDraft_Chapter11.pdf
[4] CIEL (2019), Plastic and Climate, p 1, www.ciel.org/wp-content/uploads/2019/05/Plastic-and-Climate-Executive-Summary-2019.pdf
[5] Greenpeace Switzerland (2010), HolcimReport: A scandal research, https://www.greenpeace.ch/static/planet4-switzerland-stateless/2020/11/306f5644-lafargeholcimreport-gp_execsummaryen_greenpeace_4nov2020.pdf
[6] Greenpeace Switzerland (2010)
[7] Greenpeace Switzerland (2010)
[8] Goldman Prize (2017), 2017 Goldman Prize Winner Uroš Macerl, www.goldmanprize.org/recipient/uros-macerl/
[9] Zero Waste Europe (2017), In Mexico: time to end ‘sacrifice zones,’ zerowasteeurope.eu/2017/12/in-mexico-time-to-end-sacrifice-zones/
[10] Nexus3 and IPEN (2022), Refuse-Derived Fuel In Indonesia, ipen.org/documents/refuse-derived-fuel-indonesia

Para su publicación inmediata: 25 de abril, 2022.

Más de 175 organizaciones de la sociedad civil se manifiestan contra los criterios de financiamiento de la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI).

Hoy, la Alianza Global por Alternativas a la Incineración (GAIA)  publicó una carta abierta firmada por más de 175 organizaciones de la sociedad civil de más de 35 países en la que denuncian a la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI) por considerar la inclusión de la incineración de residuos como “combustibles alternativos” en los hornos de cemento (a menudo llamada coincineración de residuos o coprocesamiento en hornos de cemento) como parte de sus recomendaciones de financiación climática. Si la CBI sigue adelante como está previsto, millones de dólares destinados a la mitigación del cambio climático apoyarán una de las industrias más contaminantes del mundo. Más de 175

“Dar bonos climáticos a la industria del cemento para la cogeneración [coincineración] es el equivalente moral de dar premios a personas que han cometido un delito”, afirma Ricardo Navarro, del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada, de El Salvador.

“Una vez más, la Iniciativa de Bonos Climáticos se ha revelado como una marioneta de la industria contaminante en lugar de una voz confiable que pueda impulsar una rápida transición hacia una economía baja en carbono y resiliente al cambio climático. Instamos a la CBI a que tenga en cuenta nuestros aportes y deje de considerar la incineración de residuos en hornos de cemento como amigable con el medio ambiente, ya que es exactamente lo contrario de lo que debería ser la acción climática”, afirma Mariel Vilella, Directora del Programa Climático Global de GAIA. En enero de 2020, Vilella dimitió públicamente del Grupo de Trabajo Técnico de Gestión de Residuos (GTT) de la CBI en protesta por su negativa a excluir la incineración de residuos de sus criterios de financiamiento fuera de la UE.

La carta presentada a la CBI, firmada por una comunidad de científicos, profesionales del ámbito de la gestión de residuos, legisladores y ONG medioambientales, presenta las principales razones por las que no deben concederse bonos climáticos a la incineración de residuos en hornos de cemento:

  • La incineración de residuos en hornos de cemento genera contaminación tóxica e injusticia climática. Las plantas de cemento no tienen medios para filtrar los metales pesados volátiles ni los contaminantes orgánicos persistentes. Las comunidades de primera línea (predominantemente comunidades de bajos ingresos, comunidades de color y comunidades del Sur Global) sufren los impactos más graves de la contaminación de los hornos de cemento. 
  • La incineración de residuos en hornos de cemento sustituiría una forma de combustible fósil por otra, por lo que no se reducirían las emisiones de GEI. El tipo de residuo que los hornos de cemento quieren incinerar es el plástico, y el plástico está hecho en un 99% de combustibles fósiles.
  • Dar incentivos a la incineración de residuos en hornos de cemento hará que el mundo use más recursos. Proporcionar bonos climáticos legitimará la dependencia de la industria del cemento de la incineración de residuos como modelo de negocio, creando perversamente una demanda constante de residuos.

La industria del cemento tiene una importante huella climática: el 45% de todas las emisiones de GEI del sector industrial proceden de la fabricación de cemento. Si la industria del cemento fuera un país, sería el tercer mayor emisor de GEI del mundo.

Para tomarse en serio la reducción de la huella de gases de efecto invernadero de la industria del cemento, la Iniciativa de Bonos Climáticos debe explorar el financiamiento de todas las alternativas de construcción con bajas emisiones de carbono disponibles para el cemento.

Los miembros de GAIA que representan a las comunidades que sufren los impactos de la industria del cemento tienen un mensaje para CBI:

“El coprocesamiento de residuos en hornos de cemento permite a los contaminadores continuar con sus operaciones altamente intensivas y derrochadoras a expensas del clima y la salud pública”, afirma Aileen Lucero, Coordinadora Nacional de la Coalición EcoWaste, Filipinas. 

Tal como se está haciendo una transición a energías renovables para detener las emisiones perjudiciales para el clima del sector eléctrico, tenemos que hacer una transición hacia materiales de construcción sin cemento”, afirma Jane Williams, Directora Ejecutiva de California Communities Against Toxics.   

Contactos de prensa

  • Camila Aguilera, Comunicaciones GAIA América Latina y el Caribe camila@no-burn.org 
  • Claire Arkin, Global Communications Lead, GAIA claire@no-burn.org 

###

GAIA es una alianza mundial de más de 800 grupos de base, organizaciones no gubernamentales e individuos en más de 90 países. La organización trabaja para catalizar un cambio global hacia la justicia medioambiental mediante el fortalecimiento de los movimientos sociales de base que promueven soluciones a los residuos y la contaminación.