San Andrés es una isla colombiana con una economía se encuentra dominada por el comercio y el turismo. Como ocurre en otras islas, tiene problemas de sobrepoblación y de espacio para la disposición adecuada de los residuos generados por los residentes y visitantes.

La isla no cuenta con recolección separada ni tampoco con industria de reciclaje, por lo tanto durante más de 35 años los residuos mezclados se han depositado en el vertedero Magic Garden. El vertedero ha reportado llegar a su límite de capacidad en repetidas ocasiones y sufre de problemas resultantes de mal manejo como desbordamientos e incendios recurrentes.

En los años 2000 nace la propuesta de una solución mágica: quemar los residuos y producir energía. El proyecto de la Planta de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) inicia construcción en 2010 y en 2012 finaliza la instalación. Pero durante una década la costosa instalación de incineración no funcionó y los residuos continuaron acumulándose en el vertedero que ya estaba al límite.

Descarga el estudio de caso Descarga el resumen ejecutivo