Comunicado de prensa: la comunidad eslovena se enfrenta a la industria del cemento y gana el Premio Ambiental Goldman

24 de abril de 2017

Contactos de prensa:
Europa: Mariel Vilella, Zero Waste Europe y GAIA, +44 7847 079154
Estados Unidos: Antonia Bruno, GAIA, +1 (510) 859-4730

Hoy, 24 de abril, Uroš Macerl, un activista esloveno contra la incineración ha sido galardonado con el Premio Medioambiental Goldman por la exitosa campaña de Uroš y Eko krog para detener la planta de cemento de Trbovlje. La planta habría quemado desechos y otras sustancias tóxicas y habría puesto en peligro la salud de la comunidad. La campaña, que anteriormente ha sido cubierta en detalle por Zero Waste Europe, destaca los peligros ambientales asociados con la quema de desechos en las plantas de cemento y demuestra el poder de la organización de base para derrotar a esta industria y proteger el derecho humano a respirar aire limpio.

Uroš Macerl y 'Eko krog' (Círculo Verde) han liderado la campaña contra la planta de cemento de LafargeHolcim, donde la empresa quemaba residuos para complementar los combustibles tradicionales. Esto es un práctica común para la industria del cemento, que es responsable del 5% de las emisiones globales de dióxido de carbono y utiliza la quema de desechos para atraer financiamiento climático. La industria del cemento ya ha recibido beneficios inesperados del mercado europeo del carbono de forma fraudulenta. Sin embargo, la financiación climática para la quema de residuos en hornos de cemento contradice la ciencia, ya que el proceso emite altos niveles de gases de efecto invernadero y de sustancias químicas peligrosas con impacto severo en la salud pública y el medio ambiente. En última instancia, este es un obstáculo importante para las prácticas de cero residuos y economía circular, ya que destruye recursos naturales que de otro modo podrían recuperarse.

Uroš y su comunidad libraron una batalla de diez años contra la construcción de la planta, exponiendo el fraude de la empresa, organizando acciones masivas y siguiendo una estrategia legal que logró bloquear la operación de la planta.

Uroš enfatiza que “Quemar desechos es una locura porque destruye los recursos naturales. Y la quema de desechos en las plantas de cemento es aún peor: es un delito porque envenena a las personas y al medio ambiente; el delito está respaldado por una legislación presionada. Zero Waste es una alternativa ya implementada en muchos comunidades de todo el mundo ".

El tema de la financiación climática global que se utiliza para promover la quema de residuos en hornos de cemento está bien documentado y hay muchas otras campañas activas contra la coincineración en hornos de cemento que se están llevando a cabo en Europa y en todo el mundo. Esta victoria sienta un precedente para aquellas comunidades de todo el mundo que se enfrentan a la industria del cemento y su contaminación.

Mariel Vilella, directora general de Zero Waste Europe y directora de política climática de la Alianza Global para Alternativas a Incineradores (GAIA) dice: “En todo el mundo, las comunidades se enfrentan a industrias poderosas como el cemento y dicen que la vida es más importante que las ganancias. La victoria de Uros y Eko Krog demuestra que cuando las personas se organizan juntas en defensa de su derecho a respirar aire puro, nada puede detenerlas ”.

El Goldman Environmental Prize es un prestigioso premio reservado para activistas ambientales de base y se considera un "premio nobel verde". Para más información sobre el premio visite goldmanprize.org/uros. Para obtener más información sobre la quema de residuos en hornos de cemento y la organización en todo el mundo, consulte no-burn.org/cement-kilns/.