Plástico

MOVIMIENTO PARA SOLUCIONES

Nuestro planeta ya está saturado de plástico y los planes de la industria de aumentar su producción son insostenibles. Los envases de plástico no solo son tóxicos para los humanos, sino que también dañan en forma permanente la salud de los océanos y exacerban el cambio climático. Exponer las amenazas del plástico y las fuentes de la crisis es fundamental en la lucha para terminar con la contaminación por plástico. En colaboración con las ciudades, mostramos el creciente volumen de residuos plásticos mediante evaluaciones de residuos en toda la ciudad y auditorías de marca. Estos datos nos dan el poder de descubrir a los verdaderos culpables del problema global de la contaminación plástica: las salas de juntas corporativas en los EE. UU. Y Europa.

GAIA juega un papel clave en el mundo Break Free From Plastic movimiento, en particular apoyando a nuestros miembros para construir Sistemas Zero Waste City que mueven a las ciudades de una infraestructura de gestión de residuos obsoleta a soluciones de reducción de plástico centradas en las personas y en la comunidad. Apoyamos poderosos movimientos de base para luchar contra la contaminación plástica, Abogar por un enfoque de reducción de la contaminación por plástico, conecta los puntos entre la salud humana y los envases de plástico, y más.

COMBATIENDO FALSAS SOLUCIONES

Las promesas de la industria del plástico “plástico a combustible” y “reciclaje químico” son una distracción.

Estas falsas soluciones justifican la continua producción de plástico y no abordan el problema desde el origen, siendo estas mismas soluciones fuentes de contaminación.

Crédito de la foto: Adam Dean / GAIA

LIDERAZGO POLÍTICO GLOBAL

Además de apoyar las nuevas victorias de las políticas nacionales, GAIA, los miembros y los aliados han desempeñado un papel importante en el descubrimiento de los impactos de la crisis mundial del comercio de residuos plásticos en las comunidades de primera línea.

Nuestro trabajo alienta a los gobiernos a adoptar nuevas políticas que se alineen con el Convenio de Basilea global al limitar o poner fin al comercio de desechos plásticos y evitar las lagunas para garantizar un impacto real.

Crédito de la foto: Focalize Media / GAIA

Para detener la contaminación por plástico, tenemos que dejar de incinerarlo. Las incineradoras de residuos generan contaminación climática, tóxica y cenizas tóxicas. La única solución ante la contaminación por plástico es limitar su producción.