Dicen que la tercera es la vencida. Y para nuestro encuentro regional esto no pudo ser más cierto, ya que intentamos encontrarnos en dos oportunidades en persona. Sin embargo, ante los nuevos escenarios sociales y sanitarios, adaptarse era la única forma para sacar adelante el encuentro.

Por fortuna, incluso en los contextos más adversos se pueden rescatar elementos positivos. En este caso, desarrollar nuestro encuentro en formato virtual permitió que más miembros pudieran participar de este espacio y, con una participación de representantes de cuarenta organizaciones de doce países, la reunión de cinco horas seguidas pareció poco para contener la fuerza y entusiasmo de nuestra alianza.

El encuentro tuvo como objetivo generar una instancia de discusión colectiva sobre las líneas temáticas de interés de la red. Para ello, se dejó una agenda abierta para que los asistentes dejaran fluir sus ideas en el diseño de las conversaciones e intercambio de saberes y experiencias.

 

Algunos de los tantos aprendizajes de la jornada destacaron la importancia de seguir explorando nuestra identidad como región y  la conexión para fortalecernos y enfrentar en forma estratégica las luchas y desafíos que se interpongan en nuestro camino. 

Agradecemos la generosidad y compromiso de cada integrante de GAIA en América Latina y El Caribe.

Nuestra vivencia en palabras de las y los participantes.

 

Co-crearon este encuentro