Firmar AQUÍ para adherir a la declaración.

A 16 de julio de 2019

Las organizaciones firmantes apoyamos las acciones desarrolladas por la comunidad de Hidalgo y diputados, tendientes a promover una iniciativa legislativa que estipula la prohibición de la incineración de residuos sólidos urbanos y de manejo especial. La iniciativa determina que ningún tipo de residuos podrá ser considerado como materia prima con valor calorífico, y propone que el manejo y la gestión de los Residuos Sólidos Urbanos tenga como eje rector los planes de Basura Cero y el compostaje domiciliario.

Esta iniciativa, presentada en la Legislatura de Hidalgo en julio de 2019, tiene como propósito fundamental, fortalecer los diversos mecanismos institucionales, a efecto de prever la violación sistemática a derechos humanos en materia ambiental, tutelados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los tratados internacionales. 

La incineración de desechos y residuos es una de las formas más silenciosas y perversas de contaminación porque genera emisiones que perjudican gravemente a la salud y al ambiente y agrava la crisis climática. La industria cementera en tanto, utiliza como combustible alterno residuos como neumáticos, desechos industriales, químicos y hospitalarios, que generan emisiones peligrosas a la atmósfera, a lo que se suma que México sufre hoy la incineración de residuos sólidos urbanos, en las plantas cementeras de CEMEX, lo que ha traído como consecuencia el aumento de Metales pesados, dioxinas y furanos.

En virtud de lo anterior, declaramos:

  • Defender y velar por la autodeterminación de los pueblos y por lo tanto respaldar esta iniciativa de reforma legislativa con base ciudadana.
    Defender el derecho de niñas, niños y jóvenes a tener la posibilidad de crecer en un lugar libre de contaminación.
  • Que las incineradoras y la quema de residuos en cementeras como forma de gestión de los residuos, son una manifestación más del modelo de producción insustentable que promueve el consumo sin control y sus consecuencias en todas las etapas desde la extracción a la disposición final, en la forma de emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.
  • Rechazar las plantas cementeras y sus prácticas contaminantes en todo el mundo.
  • Estar atentos y promover la implementación de medidas de reducción y manejo de los residuos, para que éstos cumplan con los principios fundamentales de basura cero de minimización, reducción y respeto a la naturaleza y sus ciclos.

Felicitamos a los diputados Areli Miranda, Víctor Guerrero y Antonio Quintanar, quienes han presentado al Congreso de Hidalgo dicha iniciativa y conminamos al resto de los diputados de la Cámara a tomar la mejor decisión en beneficio del pueblo y no de las empresas contaminantes. Asimismo reconocemos el interés de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y respaldamos la iniciativa de presentar al ejecutivo la “Declaración de Emergencia Ambiental” dada la grave situación ambiental que se vive en Hidalgo, principalmente en la zona industrial de Tula, donde la incineración que se realiza ya en cuatro cementeras, contribuye de manera importante al deterioro de la calidad del aire y la salud de la población. 

Adherimos a esta Declaración: