Por Magdalena Donoso
Coordinadora de GAIA para América Latina.
(Puedes ver este artículo en inglés en www.zerowasteeurope.eu)

Apaxco, Estado de México, es un pueblo de no más de 30 mil habitantes ubicado a unas dos horas de la gran Ciudad de México, ex DF. Está enclavado en el llamado Valle del Mezquital, una zona rica en manantiales termales, que alberga dos cuencas hidrográficas y que en su descripción nos habla de una enorme variedad de especies de fauna y flora. Pero en Apaxco, inserto en el corredor industrial de Apaxco – Tula — Atotonilco, entre los estados de México e Hidalgo, escasamente se ven pájaros, y la tímida vegetación está cubierta de un manto gris.

Apaxco y sus municipios circundantes, son llamados en la Academia “zonas de sacrificio”, lugares donde una alta concentración de industrias ha provocado tal nivel de contaminación que revertirlo parece imposible, y las medidas de mitigación nunca serán suficientes. Cementeras, plantas de coprocesamiento de residuos, termoelécticas, refinerías, fábricas de agroquímicos configuran el paisaje de estos territorios, donde sus comunidades no bajan los brazos y demandan de manera ininterrumpida justicia y aire limpio.

Una de las luchas más encarnizadas de las comunidades partió en el año 2009, cuando se instaló un campamento frente la entrada de la empresa Ecoltec, filial de la cementera Holcim-Apasco, en protesta por la muerte de once campesinos ocurrida tras respirar los gases tóxicos dentro de un cárcamo que limpiaban, presumiblemente contaminado por la empresa. Luego de dos años, el campamento, que bloqueaba la entrada de camiones y material para ser procesado y enviado a la planta cementera, fue desalojado, sin cumplir con ninguna de las exigencias de la comunidad.

Tras nueve años, la resistencia continúa y en ese marco se realizó, entre los días 24 y 26 de noviembre en Apaxco, el Tercer Encuentro Internacional contra la Incineración, con un extenso Programa que incluyó la participación de pueblos, organizaciones y redes de México agrupadas en el Frente de Comunidades en Contra de la Incineración (FCCI), así como pueblos y organizaciones globales aglutinadas en la Alianza Global para Alternativas a la Incineración (GAIA) y en Zero Waste Europe.

En esta ocasión, el encuentro amplió su marco de discusión a la incineración en general, pues hoy se suman a las amenazas ya existentes, la propuesta de construcción de incineradores de residuos municipales en Temascalapa (Incinerador de Tizayuca, Estado de Hidalgo, resistido por el Frente de Pueblos de Temascalapa) y Ciudad de México.

El Encuentro permitió compartir experiencias, revisar las estrategias en curso y fortalecer la necesidad urgente de promover planes basura cero desde las comunidades para hacer frente a estas amenazas, y concluyó con una Declaración.

Hoy la preocupación se extiende aun más lejos, pues no solo es la amenaza de la quema de residuos peligrosos en cementeras, sino que además “las plantas de cemento se han convertido en la punta de lanza que busca que la basura proveniente de las ciudades sea también incinerada”, explica Jorge Tadeo Vargas, del FCCI, y agrega que “el panorama de la incineración de residuos en México es aterrador, con las plantas de cemento incinerando desde hace décadas residuos peligrosos con la complicidad del gobierno federal que permite y fomenta esa actividad altamente contaminante, y ahora con propuestas de construcción de incineradores de residuos municipales.”

Aumenta la quema en cementeras

En 2011 el gobierno de la Ciudad de México firmó un convenio con CEMEX para que una parte de la basura producida en esta gran urbe fuera incinerada en plantas de la transnacional ubicadas en los estados de Hidalgo y PueblaYendo más lejos, este 2017 fue firmado un convenio entre el gobierno de Morelos y Cementos Cruz Azul (CYNCA de Oriente), con el objetivo que la basura de dicho estado sea incinerada en los hornos de la cementera.

Este año, la SEMARNAT otorgó un permiso a la planta de cemento de Holcim ubicada en Apaxco, Estado de México para recibir y procesar cada año más de 127 mil toneladas de residuos peligrosos para posteriormente ser incinerados en los hornos. “Estas prácticas afectan de manera dramática la salud de la población y del medio ambiente, tal como ha ocurrido por décadas en nuestra comunidad de Montcada”, comentó José Luis Conejeros, de la Coordinadora Anti Incineración de Cataluña, organización que estuvo presente en el Encuentro. “La comunidad de Apaxco es un referente por los serios problemas de contaminación y al mismo tiempo de la conciencia que debe emanar de las mismas comunidades afectadas sobre la urgencia de crear soluciones de Basura Cero”, agregó Carlos Samayoa, coordinador del área tóxicos de Greenpeace México, quien estuvo presente en el Encuentro. Por estas razones el Tercer Encuentro comenzó con una toma simbólica en la planta de Holcim en Apaxco.

La resistencia de las comunidades

Durante el Encuentro diversas comunidades afectadas compartieron sus experiencias de trabajo, monitoreo y resistencia. Las organizaciones internacionales invitadas, de Montcada (España) y Barletta (Italia), compartieron sus experiencias europeas contra las cementeras, poniendo énfasis en la necesidad de generar propuestas alternativas a los modelos de producción y disposición imperantes.

Apaxco-Atotonilco-Tula. Apaxco y Atotonilco comparten el territorio conocido como la triple A de la muerte, con todos los problemas derivados de la concentración de incineradoras y plantas de coprocesamiento de residuos que lo rodean. También comparten una historia de resistencia de las comunidades.

Como dice Leonardo Navarrete, de Atotonilco, “la contaminación no tiene fronteras”. Atotonilco tiene dos de las más grandes cementeras del país: Cemex y Fortaleza, y a ellos se suman muchas calderas. “Somos zonas muy contaminadas porque las autoridades lo permitieron, sin regular, pero aquí nos tocó vivir y aquí estamos intentando que estas cosas se reviertan”.

En Apaxco, en tanto, la muerte de los campesinos mencionada despertó una fuerte preocupación en la comunidad y se forma el Movimiento Pro Salud Apaxco-Atotonilco, “quienes han presentado desde su creación 900 denuncias, siendo la falta de respuestas satisfactorias un claro indicador de injusticia ambiental”, señala Marisa Jacott de Fronteras Comunes. Jacott agrega que desde el año 2000 la Procaduría Federal de Protección al Medio Ambiente Profepa ha declarado “preocupación” por los eventuales problemas a la salud derivados de las actividades industriales en la zona, y agrega que un signo del irregular funcionamiento de estas empresas es que por periodos largos instalaciones como Ecoltec (hoy Geocycles, perteneciente al grupo de Carlos Slim) “ni siquiera registran bitácoras de entrada y salida de los residuos”.  El dermatólogo de Apaxco Refugio Churena, gran promotor de los principios de basura cero a través de la Fundación para el Desarrollo Integral Apaxcle, es enfático en señalar que Ecoltec “es igual a destrucción, enfermedad y muerte, una historia de impunidad que aun no termina. Sabemos que los gases liberados de la planta y de Holcim provocan daños a la salud, con quejas permanentes a la autoridad y que tras 8 años no han reaccionado”.

Santiago de Anaya. Ponciano Jimenez, amenazado y criminalizado por la resistencia que ha llevado la comunidad de Santiago de Anaya y su movimiento “Vive y se defiende”. La lucha partió como ciudadanos en 2011 y luego en calidad de regidores. En sus investigaciones notan irregularidades en las aprobaciones de los proyectos que terminaron con la instalación de Cementos Fortaleza, tras la compra de tierras que fueron posibles tras convencer a los campesinos de que se instalaría una empresa agroindustrial que apoyaría el campo. La hoy Cementera se inauguró en 2011 con el nombre de Trituradora y Procesadora de Materiales Santa Anita.  Elementia, consorcio de construcción compartido entre Slim (via Grupo Carso) y Antonio del Valle (a través de Mexichem), compró en enero de 2013 una participación que la convirtió en la dueña del 100 por ciento de las operaciones. Así se configura ‘David contra Goliat: la cementera del Grupo Carso-Elementia contra pueblos indígenas del Estado de Hidalgo, México’. Cabe señalar que el grupo de Carlos Slim adquirió en México Holcim y Lafarge, por lo que hoy es un gran conglomerado. “Yo me siento indígena y exijo el respeto al Convenio 169, y defenderemos  nuestra tierra a través de una real concientización, con valentía y orgullo de ser indígenas. Las mejores tierras y los mejores recursos naturales son de los poderosos, fueron usurpados con engaños y falsas promesas y lo que hace falta es organizarnos”.

Temascalapa es un municipio a un costado del Estado de Hidalgo, y enfrenta un proyecto de incinerador de residuos municipales. Aunque la propuesta no está dentro de su Estado, se encuentra a una calle de distancia “y somos conscientes que traerá graves perjuicios de toda la comunidad”, señaló Armando Ramos. “Con el acompañamiento de GAIA y centros de defensa de los derechos humanos, en un año hemos investigado cómo atacar este tipo de proyectos, y presentamos un proyecto al ayuntamiento de Temascalapa de capacitación y concientización de manejo de los residuos bajo la filosofía de basura cero”, afirmó Armando. Recientemente casi 3 mil personas participaron en una marcha, “y creemos que sumado a un movimiento jurídico y mediático creemos que podremos frenar este tipo de proyectos”.  El proyecto se encuentra actualmente detenido, gracias a los movimientos hechos por la comunidad y a que el área donde se generaría energía ya no está disponible, lo que costará un lago tiempo adicional para continuar.

En Puebla la resistencia tampoco se ha hecho esperar, contra el grupo Cruz Azul (Cycna de Oriente). La organización ambientalista Eco Tuzuapan cuenta sobre la colusión que permitió la expropiación de 250 hectáreas a precios irrisorios. Zona exportadora de hortalizas, estos terrenos terminaron en manos de un tercero que terminó instalando una empresa cementera -con detonaciones permanentes y contaminación. Informaciones de hace dos años señalan que “en los últimos tres años la contaminación generó la muerte de cinco personas por cáncer de enfisema pulmonar, debido la inhalación del polvo por las detonaciones que se hacen diariamente para extraer el material pétreo”. Hoy enfrentan no solo a Cruz Azul que pretende bajo convenio incinerar 4 mil toneladas diarias de residuos sólidos urbanos provenientes de la zona metropolitana de Cuernavaca, sino que también una “Recicladora de residuos peligrosos” que pretende “recuperar y reciclar” 500 toneladas diarias de residuos peligrosos. Se dan cuenta que les faltaba el ordenamiento territorial, y sacan un programa de desarrollo urbano sustentable sin consulta pública y sin publicación oficial, con una serie de inconsistencias en el estudio de impacto ambiental. Desde la comunidad han hecho diversos eventos y difusión para crear conciencia sobre estos temas para que los problemas de salud se hagan evidentes.

Desde el Estado de Morelos el Consejo de Pueblos de Morelos y los defensores sensibles de la región, Monica Romero, explica que la vocación del Estado es el clima. Tienen turismo y tierras productivas. La defensa radica en procurar el agua y la calidad del suelo y del aire. El Gobierno del Estado ha implementado la Estrategia de Gestión Integral de Residuos del Estado de Morelos, que es básicamente la instalación de plantas que separan los residuos para llevar a Cruz Azul los que tienen valor calorífico, con quienes tienen convenio. Las plantas que afirman que son un modelo están instaladas en 8 municipios y con 60% de avances, cercanas a casas, canales de riego y áreas deportivas. En una inspección en terreno, Mónica afirma que en realidad son basurales con una instalación con bandas donde se hace la operación. El daño ambiental causado no se ha informado, y menos aun se ha hecho consulta previa. “Nos hemos instalado a leer e informarnos, y por nuestra experiencia estamos trabajando en tres líneas básicas: la técnico científica, la jurídica –que es fundamental, en la forma de recurso o amparo- y elevar la comunicación más allá de nuestro Estado”, concluyó. La participación de las mujeres va a la vanguardia.

“Zona de sacrificio”, literalmente

La adopción de la incineración de residuos en cementeras en México es creciente, lo que puede aumentar los efectos negativos en la salud de la población y el ambiente debido a la ausencia de medidas y equipo necesarios para evitar la propagación de los contaminantes. “El problema se puede resumir en tres aspectos: la omisión de las normativas existentes, la devastación ambiental, que incluye la extracción desmedida de recursos, y las afectaciones directas a la salud”, explica Brisa Carrasco, Doctora en Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Un estudio desarrollado por el estudiante de Magister Eber Martínez definió la correlación entre la presencia de cáncer en el Valle del Mezquital y la contaminación de industrias cementeras. El análisis de datos se combinó con una cartografía comunitaria que recogió la percepción de la población en torno a los problemas ambientales. En los resultados destaca la alta morbilidad por cáncer en la zona de Apaxco, especialmente la incidencia en menores de edad enfermos de leucemia. El Médico especialista en Dermatología Refugio Choreño ha manifestado en entrevistas a los medios que “la contaminación que se genera va a ser responsable de una gran variedad de cánceres a todos los órganos, no hay uno que se escape, principalmente cánceres a nivel respiratorio y hematológico. La población más susceptible son los niños, mujeres embarazadas y ancianos. El promedio de casos atendidos en Apaxco es de 15 por año y va en aumento”.

Concurrido Foro contra Veolia en Ciudad de México

Mientras los medios anunciaban a mediados de este año cómo la contaminación rompía récords en la Ciudad de México con la contingencia ambiental más prolongada desde 2000, un número creciente de legisladores de la Nación ha manifestado su preocupación y oposición al incinerador que Veolia pretende construir en la ciudad, por un costo que bordea los 500 millones de dólares. En ese marco, se organizó en la Casa de los Periodistas de Ciudad de México, el Foro titulado “Análisis y debate sobre la construcción y operación de una planta para incinerar 4500 tons diarias de residuos en Ciudad de México”. A salón lleno, el espacio fue una oportunidad para profundizar en los riesgos económicos y ambientales de la construcción de un incinerador de tal envergadura, y para aclarar que el contrato está pactado para que se lleve a cabo por 33 años, lo que implica 3 años de construcción de la planta y 30 de operación del proyecto, obligando al sistema de Metro a comprar a esta planta su energía. En sus intervenciones públicas, el diputado César Cravioto, coordinador de la bancada de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), ha puntualizado que el proceso ha sido tan irregular, al punto que ni siquiera los Diputados han tenido acceso a toda la información financiera necesaria.

Próximos pasos

Hay un alto nivel de discusión en decenas de comunidades de México, preocupadas y trabajando por la justicia ambiental, por el derecho a un aire limpio y a una gestión de los residuos que no dañe a las comunidades. Los participantes del Encuentro definieron que el próximo se celebrará en El Salvador, con CESTA Amigos de la Tierra El Salvador como co-organizadores.

Prensa

https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2017/11/27/estas-razones-expertos-consideran-incinerar-basura-sera-peligro-la-cdmx.html
http://telefonorojo.mx/basura-cero-en-la-ciudad-de-mexico-piden-especialistas-rechazan-planta-de-incineracion-de-basura
https://www.laveu.cat/noticies.cfm/id/595548/apaxco-concentra-activistes-d%E2%80%99arreu-mon-lluita-contra-incineracio-residus-cimenteres.htm?platform=hootsuite
http://www.sinembargo.mx/23-11-2017/3355089
http://www.sinembargo.mx/28-11-2017/3356797
http://www.eluniversal.com.mx/metropoli/edomex/en-apaxco-rechazan-operacion-de-cementeras
http://www.radiotemblor.org/?p=9912
http://www.radiotemblor.org/?p=10096
http://www.eluniversal.com.mx/metropoli/edomex/en-apaxco-rechazan-operacion-de-cementeras
http://cencos.com.mx/2017/11/conferencia-de-prensa-osc-convocan-al-tercer-encuentro-internacional-contra-la-incineracion-de-basura/
http://www.exitmedia.it/declaracion-del-tercer-encuentro-contra-la-incineracion-de-residuos-apaxco-estado-de-mexico-noviembre-2017/
https://www.sobre-t.com/en-apaxco-estado-de-mexico-se-pronunciaron-contra-la-incineracion-de-residuos/
https://mx.eventbu.com/apaxco-de-ocampo/3er-encuentro-internacional-vs-la-incineracion-de-residuos/7861678

News and Current Campaigns

Un nuevo libro disponible para todos: Ecología Pol... Más de un año de trabajo colectivo de decenas de personas permitió el nacimiento en 2017 del libro de casi 300 páginas “Ecología Política de la Basura...
Argentina: Organizaciones rechazan la modificación... Ciudad de Buenos Aires, 27 de marzo de 2018.- Organizaciones sociales y ambientales manifestaron hoy su rechazo a la modificación a la Ley de Basura C...
Residuos y 58 millones de elefantes, más allá de n... RESIDUOS Y 58 MILLONES DE ELEFANTES, MÁS ALLÁ DE NUESTRA IMAGINACIÓN Magdalena Donoso, enero 2017 ¿Alguien puede imaginar a 58 millones de elefant...