GAIA cree que aquellas comunidades más afectadas por la contaminación sistemas de disposición de residuos insustentables son las que deben liderar el desarrollo y seguimiento de las soluciones. El centro del  modelo organizacional de GAIA está basado en la filosofía de que el movimiento por la justicia ambiental debe ser liderado por comunidades locales. Los enfoques inclusivos de basura cero que promueve GAIA se basan en la premisa de que la democratización del poder y los recursos son esenciales para la conservación de nuestro planeta y para la creación de economías locales justas y sustentables.

respect-for-wastepickersEstos principios están incorporados en todos nuestros esfuerzos: desde nuestro trabajo con recicladores de base y compostadores, quienes literalmente sacan los desechos con sus propias manos para transformarlos para siempre, hasta nuestro trabajo con quienes apoyan la responsabilidad corporativa como mecanismo para detener la destrucción de recursos desde el origen, rediseñando sistemas, políticas y productos. Nuestros miembros practican la resiliencia y nuestra red sirve para construir los nexos locales e internacional que son esenciales para construir un movimiento. Nuestro modelo organizacional trans-local respeta el liderazgo local, promueve la solidaridad, identifica puntos de causa común y ayuda a construir una cultura de práctica y cambio positivo.

Nuestras soluciones son descentralizadas, replicables y adaptables a diversas necesidades y situaciones geográficas y culturales. Creemos que las soluciones más efectivas para enfrentar problemas globales como el cambio climático y la contaminación marina por plásticos  surgen del trabajo local como hacer que grandes ciudades adopten objetivos basura cero, bloquear la construcción de incineradoras contaminantes, fortalecer y expandir sistemas de reciclaje, etc.action-at-lima-cop-cropped Al mismo tiempo, entendemos que la construcción de una nueva economía donde los productos y  las comunidades no sean desechables involucra más que lugares individuales diciendo no a las instalaciones contaminantes y sí a basura cero. Por ejemplo, a niveles nacionales, regionales e internacionales, existen motivaciones políticas y económicas que se deben cambiar para apoyar las mejores prácticas. En concreto, existe una necesidad inmediata de cambiar las políticas climáticas y subsidios que apoyan soluciones falsas como la llamada incineración “de residuos para energía” hacia soluciones de base y de energía limpia. Para hacerlo, GAIA participa en instancias de incidencia regionales y locales de la ONU, organismos financieros climáticos, y ha formado alianzas a través de grupos que trabajan en clima y energía, bosques y agricultura, salud y tóxicos, salud marina, justicia social y derechos humanos.