Los miembros de GAIA realizan intercambios entre países para compartir las mejores prácticas y solidarizar entre ellos. Los miembros también trabajan juntos en temas mayores, abordando la raíz del problema de la contaminación por plástico, cambiando políticas climáticas y subsidios para apoyar soluciones reales que protejan los derechos de los trabajadores del reciclaje y más.