En un golpe a la industria incineradora contaminante, 250 alcaldes votan unánimemente por un plan de energía renovable, que no incluye la quema de materiales de residuos municipales. Casi simultáneamente, en Europa circula un reciente borrador sobre la revisión de la Directiva sobre Energías Renovables de la UE que propone excluir el apoyo financiero a la incineración de residuos sólidos urbanos mixtos.

En Estados Unidos

La industria de los incineradores intentó arruinar una resolución histórica presentada esta semana ante la Conferencia de Alcaldes de Norteamérica, que propone que los ediles de todo el país se comprometan a alcanzar un objetivo del 100% en energía renovable para el 2035. El Congreso de Recuperación de Energía -asociación reconocida de incineración-  presionó la resolución, porque la incineración de escombros no estaba incluida como una forma de energía renovable.

Los esfuerzos fueron infructuosos, luego de la presión de docenas de organizaciones en todo el país, incluyendo la Asociación para la Integridad de la Política (Partnership for Policy Integrity – PFPI), la Alianza Global para las alternativas del Incinerador, (GAIA), el Sierra Club y los miembros de la red GAIA. El lunes 26 de junio de 2017, 250 alcaldes unánimemente, se comprometieron con la resolución, invalidando la falsa afirmación de la industria de los incineradores de que la quema de residuos es una forma de energía limpia.

“La industria de la incineración está haciendo todo lo posible para mantener su negocio a flote en un campo competitivo de proveedores de energía, que son más baratos y limpios”, dijo Ahmina Maxmey, Coordinadora de GAIA Estados Unidos y Canadá. “La verdad es que esta es una industria contaminante. Nuestros alcaldes fueron lo suficientemente astutos para reconocer esto”. En los últimos tres meses, el campo de la incineración ha intentado varias veces presionar a los gobiernos para que subvencionen su contaminación al clasificar los “residuos para energía” como renovables.

Otros intentos recientes de esta industria para obtener apoyo gubernamental y financiero, se han enfrentado con una creciente resistencia. El mes pasado en California, la industria hizo dos intentos para presionar por subsidios estatales para sus instalaciones contaminantes, los cuales no fueron exitosos, debido a una presión considerable de la Comunidad de Justicia Ambiental del Estado.

En Europa, a principios de junio, el Parlamento europeo causó una enorme molestia a la industria cuando publicó un informe que llama a detener las subvenciones para la incineración de residuos, debido a que esto perjudica el reciclaje y las estrategias de reducción desde la fuente.

Mary Booth, Director del PFPI, explicó: “los incineradores de residuos dependen de la quema de plástico y otros materiales contaminantes y son más contaminantes que las plantas de carbón por MW/hora. La incineración es una tecnología sucia que no merece ser tratada como energía renovable”. Los incineradores son la fuente de electricidad más cara, con un costo de capital proyectado de 8.232 mil dólares por kilo watt por hora para las nuevas instalaciones de incineradoras de residuos.

“No solo la industria quiere que los contribuyentes subsidien estas instalaciones con sus dinero”, seguró la Directora Asociada de GAIA E.E.U.U, Mónica Wilson, “también los funcionarios se ven abrumados por los problemas de salud y de medio ambiente, provocados por la contaminación de estas instalaciones”.

Como dice Maxey, “en esta semana se dejó en claro que la industria de la incineración está perdiendo capital político en el país como en el extranjero. En GAIA, nos gustaría agradecer a los 250 alcaldes que firmaron estas resoluciones, para llevar a sus ciudades hacia soluciones energéticas limpias, lejos de las estratagemas “waste to energy”.

 

En Europa

Bruselas, 07/06/17 / Comunicado de Prensa de ZWE –Traducción de GAIA LAC

Zero Waste Europe da la bienvenida al borrador del informe de la Comisión ENVI sobre la revisión de la Directiva sobre Energías Renovables. Este informe representa un primer paso importante hacia la armonización de las políticas energéticas y de economía circular de la UE, al excluir el apoyo financiero a la incineración de residuos sólidos urbanos mixtos.

“Hemos estado pidiendo la eliminación del apoyo financiero para la extracción de energía de los residuos mezclados, ya que esto subvierte una de las piedras angulares clave de la política de residuos de la UE – la jerarquía de residuos”, dijo Janek Vahk, Coordinador de Desarrollo y Políticas de Zero Waste Europe. Esta jerarquía establece un orden de prioridad en la prevención y gestión de residuos: por lo tanto, los residuos deben ser prevenidos en primer lugar, luego preparados para su reutilización y reciclados.

El efecto del apoyo financiero a la energía extraida de los residuos ha provocado hasta ahora una distorsión clara del mercado, en la que la elección de las opciones de gestión de residuos y la inversión en infraestructura de residuos se han basado en tales subvenciones y no en una actuación ambiental y económica sólidas. Como consecuencia, varios países europeos como Dinamarca y Suecia, han invertido excesivamente en plantas de residuos para energía, mientras han invertido menos de lo recomendable en instalaciones para reciclaje.

“Esperamos que ahora esto cambie – continuó Vahk – y que el Parlamento Europeo considere este informe, y dé prioridad a la reducción de residuos, la reutilización y el reciclaje de los residuos por sobre los esquemas de residuos para energía “.