A medida que la contaminación agobia a las ciudades y los recursos naturales comienzan a escasear, las personas alrededor del mundo cada vez se dan más cuenta de que el patrón de “extraer, quemar y botar” debe cambiar. No podemos continuar “botando”. Simplemente dejar por “ahí” no existe. Cuando enterramos la basura, los rellenos sanitarios que creamos dañan a las comunidades. Quemar la basura es un sistema primitivo que destruye recursos y es aún más costoso y contaminante.

 

Existe un enfoque mucho mejor. Por generaciones, los trabajadores y las comunidades han conservado materiales y han valorizado mediante el compostaje, reciclaje y reutilización; han desarrollado soluciones innovadoras y han demostrado cómo crear economías locales resilientes a través de estrategias que generan sustento, reconstruyen el suelo, protegen la salud pública y recuperan materiales de fabricación.  Hoy, se juntan con gobiernos locales  con visión de futuro para presentar una nueva visión sobre cómo juntos podemos vivir mejor en este mundo.

GAIA también busca campañas internacionales para que políticos e inversionistas apoyen soluciones de efectivas.

Ver más sobre nuestro trabajo transfronterizo aquí.